Aparatoso final de juerga

Un ebrio conductor se vio involucrado en un fuerte accidente vial, ya que tras perder el control del volante fue a estrellarse contra dos postes del alumbrado público.
No se reportaron personas lesionadas, aunque los daños materiales ascienden a varios miles de pesos.
El percance se registró ayer a las 05:00 horas, en la avenida López Mateos y esquina con la calle “G”, a la altura de la Unidad Habitacional Vivienda Popular.
Fue provocado por el conductor de un vehículo tipo vagoneta, en color negro, de nombre Felipe, de 43 años de edad, quien se encontraba en completo estado de ebriedad.
Esta persona circulaba por la avenida López Mateos en dirección de poniente a oriente y al llegar a la altura de la calle “G” perdió el control del volante, por lo que tras proyectarse hacia su izquierda se subió al camellón central y fue a chocar frontalmente contra los dos postes del alumbrado público que fueron los que detuvieron la marcha.
Elementos de Vialidad Municipal arribaron al lugar del accidente, quienes se llevaron detenido al ebrio conductor.