Apapacho culinario

Su figura humanoide, paticorta y sin dedos es todo un clásico en Navidad, tanto como su aroma a la raíz que le da nombre y a las especias con las que también está elaborado: vainilla, canela, nuez moscada y clavo.
Estos elegantes hombrecitos de jengibre y miel, herencia de las cocinas europeas, inglesa y alemana, principalmente, no pueden faltar a modo de galleta durante esta temporada, ya que, además, hay quienes creen atraen la abundancia.
Su popularidad se debe al afamado cuento estadounidense “El Hombrecillo de Jengibre”, publicado en 1875. Aunque en este obra, crujiente y delicioso corrió y corrió para no ser devorado por la mujer que lo horneó, en esta época su tasa de “mortalidad” es alta debido al crocante bocado que significa gracias a la pasta dura de harina con el que está hecho.
En Holanda se conocen como “speculaas” y suelen hacerse en moldes de madera tallados a mano. La tradición es comer estas galletas sólo durante Nochebuena y Navidad.
De acuerdo con la publicación “Culinaria. Especialidades Europeas”, estas figuras hechas galletas son también una representación de San Nicolás.
“Son pastas de consistencia seca porque la base de su preparación es harina. La mezcla debe refrigerarse antes de moldear para que la masa esté completamente dura y sea más sencillo trabajarla”, aconseja la chef Ana Mary Martínez.
Debido a que su sabor no es muy dulce y, para contrastar lo especiado de su pasta,
En las versiones modernas, a esta figura de jengibre se le atavía con detalles de fondant, betún y gomas de sabores, que, además de darles toques decorativos, sumarán dulzor y contrastarán el sabor especiado de la pasta.

Galletas de jengibre
12 porciones 1 hora medio
+ 250 gramos de harina
+ 2 cucharadas de jengibre en polvo
+ 1/2 cucharadita de bicarbonato
+ 1/8 de cucharadita de sal
+ 150 gramos de azúcar
+ 125 gramos de mantequilla
+ 60 gramos de melaza
+ 1/2 cucharadita de ralladura limón
+ 1 huevo

Preparación
Mezclar en un recipiente la harina, el jengibre, el bicarbonato, la sal y el azúcar.
Fundir la mantequilla y mezclar con la melaza y la ralladura.
Integrar las dos preparaciones y agregar el huevo. Dejar reposar por 20 minutos en refrigeración.
Estirar la masa y cortar las galletas con cortadores o con un patrón de papel y cuchillo.
Poner las piezas sobre charolas previamente engrasadas y ENHARINADAS? Hornear a 170 °C por 20 minutos o hasta que estén cocidas.
Sacar del horno y dejar enfriar.

Contenido Nutrimental (Por porción)
Calorías: 232
Colesterol: 43mg
Proteínas: 3g
Carbohidratos: 31g
Grasas: 11g
Sodio: 49mg

Déjalos vivir
Consejos para que tus hombrecitos de jenjibre duren más.
– Antes de guardarlos, déjalos enfriar completamente.
– Almacénalos en latas o en recipientes de vidrio con tapas herméticas.
– No los guardes por más de una semana.