En virtud de que ya se saturó la Pensión Municipal y ante la necesidad de dar cabida a más vehículos que son retirados de la circulación por violar la Ley de Vialidad o por protagonizar algún accidente, habrá remate de unidades.

Actualmente se encuentran hacinadas 5 mil 147 unidades: 250 bicicletas, mil motocicletas y 3 mil 897 automotores, y para realizar una depuración, la Secretaría de Seguridad Pública emitió una convocatoria para la subasta de 253 automotores y 120 motocicletas.

De acuerdo al aviso administrativo, se trata de unidades con estadía de más de seis meses, con fecha de entrada a la pensión, hasta el 2 de agosto del año en curso, sin haber sido reclamados.

Se fijó un plazo de un mes, para que cualquier persona que acredite la propiedad o que tenga algún interés legal, pueda liberar las unidades, previo el pago de los adeudos correspondientes.

Con base en la Ley de Ingresos 2018, por el almacenamiento en la Pensión Municipal, deben pagarse las siguientes cuotas por día: 67 pesos cuando se trate de automóviles; camionetas, 72 pesos; bicicletas, 15 pesos; motocicletas, 23 pesos; y camiones urbanos, 114 pesos, etc.

De esta manera, para sacar un automóvil que ha estado almacenado seis meses, tendrá que pagar 12 mil pesos; o una moto, 4 mil pesos. Además, tendrán que liquidar recargos sobre el monto de los derechos pendientes de pago a partir del día 11 del mes siguiente a la fecha en que el vehículo ingrese a la pensión por alguna situación derivada de infracciones o abandono en la vía pública.

Hay que añadir el servicio de grúa, más lo que se acumule, de ahí que hay quienes tienen adeudos que rebasan los 25 mil pesos y si la unidad está en muy malas condiciones, a los propietarios no les resulta atractivo recuperarla.

Durante todo el ejercicio fiscal, independientemente de cuál sea la causa de ingreso del vehículo a la Pensión Municipal, el particular podrá optar por pagar el crédito fiscal proveniente de este concepto, incluyendo sus accesorios mediante la dación en pago del vehículo depositado, es decir que el adeudo lo pueden cubrir con la unidad, siempre y cuando ésta valga el saldo pendiente a pagar.

Los propietarios de los vehículos almacenados podrán solicitar a la Secretaría de Finanzas Públicas Municipales un descuento de hasta el 90%, incluyendo también las obligaciones de ejercicios anteriores; este beneficio no aplica a conductores con aliento alcohólico, en estado de ebriedad o bajo los efectos de estupefacientes, psicotrópicos u otras sustancias tóxicas, y/o por realizar competencias de arrancones en la vía pública.

Si además existieren adeudos por concepto de multas de tránsito, o daños a la propiedad municipal y gastos de ejecución, la dación en pago del vehículo podrá extinguir éstos.

De ser aprobada la dación en pago, se considerará que cualquiera que sea el valor del vehículo dará lugar a la cancelación total de los créditos fiscales municipales existentes vinculados a ese vehículo.

Transcurrido el mes, si las unidades no son reclamadas se procederá al remate y en ese riesgo están 373.

Los interesados pueden consultar el listado de unidades en Palacio Municipal, así como cualquiera de las delegaciones municipales, o bien en el enlace: http://ags.gob.mx/cont.aspx?p=1874 y solicitar informes del procedimiento en la Dirección de Asuntos Jurídicos de la Secretaría del H. Ayuntamiento y Dirección General de Gobierno, ubicada en Palacio Municipal.