Trabajadores disidentes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) alistan una movilización para el próximo viernes en la Ciudad de México y en seis ciudades más, con el propósito de exigir una auditoría externa que investigue el manejo de los recursos públicos que administra el Instituto y su Sindicato.

En conferencia de prensa, los trabajadores disidentes anunciaron que en la Ciudad de México se prevé la concentración de más de 10 mil personas frente a las oficinas centrales del IMSS, ubicadas en Paseo de la Reforma 476.

De manera simultánea, informaron que empleados del Instituto también se concentrarán en las sedes del IMSS ubicadas en Guadalajara, Tijuana, Puebla, Cuernavaca y Oaxaca.

“Estamos formando este frente nacional para parar la privatización del IMSS mediante auditorías externas a los dineros del Instituto y del Sindicato, a las Unidades Médicas de Alta Especialidad y sus licitaciones, al 2.5 de las cuotas sindicales que todos los trabajadores aportamos al Sindicato. Somos más de 428 mil trabajadores activos y más de 260 mil jubilados es decir, más de 600 mil trabajadores del IMSS que aportamos este dos por ciento que el Sindicato se está metiendo a los bolsillos cada quincena”, afirmó Rafael Soto a Cruz, enfermero rescindido del Centro Médico Siglo XXI.

De acuerdo con los trabajadores disidentes, al interior del Instituto persisten prácticas de corrupción y desvío de recursos.

Hace tres años, narró Soto Cruz, el IMSS lo removió de su cargo como enfermero con 15 años de antigüedad en el área de Cardiología del Centro Médico Siglo XXI por denunciar carencias de equipo médico ligadas a prácticas de corrupción.

“Denunciamos la falta de elementos básicos para trabajar y con más de 100 trabajadores buscamos al director para que nos diera una explicación pero enseguida, fuimos enviados a Honor y Justicia acusados de causar disturbios, yo fui corrido pero demandé y acabó ganar la demanda y voy a regresar a Cardiología”, contó.

Por su parte Gustavo Hernández, enfermero del Hospital de Psiquiatría San Fernando, quien tiene 23 años de servicio, contó que fue despedido en noviembre 2016 luego de demandar a Andrés Gachuz Gómez, ex secretario general de la Sección 34 del Sindicato del IMSS, por un desvío de 22 millones de pesos.

Hernández expuso que el pasado 29 de junio fue reinstalado en su puesto de trabajo tras firmar un convenio con el IMSS pero, aclaró que la demanda contra el ex secretario continúa vigente.

“Andrés Gachuz Gómez fue el secretario de la Sección 34 del Sindicato del IMSS y actualmente es el Secretario de Secciones Foráneas del Comité Ejecutivo Nacional del Sindicato del IMSS es decir, se le premió”, agregó Hernández.

Los trabajadores disidentes enfatizaron que la movilización del próximo viernes es un primer paso para exigir que se investiguen los recursos públicos, el manejo de cuotas y licitaciones del IMSS y su Sindicato.