Durante quince días, a partir de este miércoles, los antros, bares y restaurantes que operan en la ciudad de Aguascalientes acordaron ayer con el gobierno capitalino cerrar los establecimientos que implica la concentración de personas para evitar la propagación del COVID-19.
La alcaldesa Tere Jiménez Esquivel reconoció vía telefónica la voluntad del medio centenar de empresarios de servicios de consumo que se congregaron en el salón de Cabildo para discutir los pros y los contras de mantener inactivos o semiactivos a estos giros, de acuerdo a las características de cada uno de ellos.
“Es una decisión difícil para todos nosotros que no podía ser pospuesta, es tiempo de prevenir, necesitamos estar juntos todos en esta medida para evitar los contagios entre la población. Sabemos que a los jóvenes no les pasan muchas cosas al tener más refuerzos en términos de salud, pero a los adultos mayores les puede afectar de una manera más grave si se contagian con el virus”.