Casi seiscientos elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado fueron sometidos ayer a examen antidoping sorpresa a fin de descartar ingesta de sustancias estimulantes.

La entrega de muestras fue encabezada por el titular de la dependencia, Porfirio Javier Sánchez Mendoza, quien dejó clara la necesidad de mantener una corporación sana, con los mejores elementos y dispuestos con la población a dar un servicio de calidad.

La entrega de muestras se llevó a cabo en las instalaciones de la propia Secretaría, donde personal especializado recabó el equivalente a 573 exámenes cuyos resultados se entregarán en aproximadamente dos meses.

El análisis de laboratorio estará centrado en la detección de metanfetaminas y cannabinoides, así como de otras sustancias que se ingieren como estimulantes, explicó el funcionario.

En ese sentido aseguró que todo aquel elemento al que se le compruebe la presencia de dichas sustancias en su organismo causará baja de manera inmediata, pues no tendrán cabida en la corporación quienes acrediten conductas de dependencia.

Sánchez Mendoza refrendó el compromiso de la dependencia encargada de la seguridad pública de la entidad de ofrecer resultados a la población en la prevención y combate del delito, alejados de las adicciones. Expuso que con este tipo de pruebas, aplicadas sin previo aviso y por parte de laboratorios certificados, se cumple también con los requisitos estipulados en la normatividad de nivel federal.

Expresó la confianza de la institución y personal como cabeza de la corporación en que no se registren resultados positivos en ninguno de los elementos de la Estatal examinados, pues la corporación es una dependencia sana y disciplinada.