Se prevé que el 2020 sea por sexto año consecutivo, uno de los más calurosos a nivel mundial derivado del cambio climático y la permanencia del fenómeno de El Niño, por lo que se prevé una temporada de sequía y por ende de mayores incendios durante los meses de abril, mayo y junio para Aguascalientes, así lo destacó el encargado de despacho de la Gerencia Estatal de la Comisión Nacional Forestal, Víctor Villalobos Sánchez.

En entrevista con El Heraldo, el funcionario federal comentó que de acuerdo a los pronósticos para este 2020 nuevamente va a ser un año de mucho calor para el estado, por lo que las autoridades deben estar preparadas para hacer frente a los posibles incendios forestales que se presenten. Recordó que 2019 fue un año difícil para la entidad tras la fuerte sequía registrada, lo que provocó un total de 85 incendios, de los cuales cuatro ocurrieron en área natural protegida en la zona serrana, generando una afectación en una superficie de 4 mil 993 hectáreas siendo en su mayoría en el valle de Aguascalientes, donde las causas volvieron a ser humanas, por lo que la Conafor trabajará en reforzar la parte preventiva.

Por lo anterior, dijo que mantienen la coordinación interinstitucional a través del Comité Estatal de Manejo del Fuego, integrado por 20 dependencias de los tres niveles de Gobierno, de ahí que se cuenta con estado de fuerza de 330 combatientes de los 11 ayuntamientos, de Gobierno del Estado y de la Federación, y se establecerá también un nuevo Centro Estatal de Manejo del Fuego impulsado por Protección Civil Estatal, para que de manera interinstitucional varias dependencias aporten personal, algunos materiales y equipos a fin de poder atender de manera oportuna los incendios.

Resaltó que el pasado 16 de enero arrancó de manera formal la temporada de incendios de este año, la cual concluye el 30 de junio, por lo que actualmente la brigada de la Conafor realiza guardias en las torres ubicadas en la Sierra Fría y van a empezar a desarrollar trabajos preventivos como brechas cortafuego, algunas líneas negras, quemas prescritas, así como algunos trabajos de tipo mecánico.