Necesario que las autoridades en México atiendan los casos gravísimos de desapariciones, torturas y ejecuciones, ante la crisis en derechos humanos que padece el país y Latinoamérica en general, destacó el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Luis Raúl González Pérez.
Entrevistado en el marco de la ponencia conjunta con el presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Eduardo Ferrer MacGregor Poisot, dentro del Primer Congreso Internacional y XLVI Asamblea Nacional “La Transversalidad de los Derechos Humanos en los Sistemas Constitucionales del Siglo XXI”, de la Federación Mexicana de Colegios de Abogados, el ombudsman nacional consideró que México atraviesa por una coyuntura crítica en materia de derechos humanos que tiene que atenderse de inmediato.
“Ya lo expuso Eduardo Ferrer de la Corte Interamericana, en Latinoamérica se está atravesando por una crisis en derechos humanos y México no es la excepción, tenemos casos gravísimos de desapariciones, torturas y ejecuciones; además hay que atender el tema de los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales, así como combatir la pobreza”.
En tal sentido, González Pérez apuntó que las nuevas autoridades deberán hacer efectivos los derechos humanos, es decir, que tengan efectividad, “no basta con que estén en las leyes, las leyes por sí mismas no cambian realidades, sin las leyes tampoco se puede avanzar, pero se requiere cerrar la brecha entre la hipótesis normativa y el cumplimiento real y pleno de los derechos humanos”.
Por lo anterior, dijo que se espera que el nuevo Gobierno Federal realmente haga lo que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador ha anunciado, de que se respetarán los derechos y las garantías de todos los ciudadanos que están contenidos en la Constitución.