CIUDAD DE MÉXICO, (EL UNIVERSAL).- La bancada del partido Encuentro Social en la Cámara de Diputados presentó una iniciativa para prohibir el uso de celulares a todos los empleados que atiendan a los usuarios en ventanillas de las sucursales bancarias.
A propuesta de la diputada Nayeli Salvatori Bojalil, se busca modificar el artículo 96 de la Ley de Instituciones de Crédito en la que planea otras medidas de seguridad para favorecer a los usuarios.
«Entre otras medidas de seguridad deberán establecer la prohibición del uso de cualquier dispositivo de comunicación a los empleados que presten atención a los usuarios en ventanillas de sucursales de atención al público en las instituciones de crédito», describe la propuesta de modificación.
La legisladora describió que sólo en la Ciudad de México, durante el primer semestre de 2018, se cometieron 145 asaltos a cuentahabientes, es decir casi uno diario, de acuerdo a estadísticas de la Procuraduría General de Justicia local.
Mas destacó que si se considera que este tipo de delitos es recurrente en todos los estados de la República.
«Quiero reiterar ante ustedes compañeros que muchas de las investigaciones de estos delitos señalan una posible complicidad entre empleados bancarios y dichos delincuentes, sin que en la mayoría de los casos se pueda comprobar plenamente su participación», describió la legisladora.
Además, pide que las instituciones de crédito, en coordinación con la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana y la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), establezcan medidas de seguridad que incluyan la instalación y funcionamiento de los dispositivos, mecanismos y equipo necesarios , las cuales no serán inferiores a las aplicables en sus países de origen».
Esto, con el objeto de contar con la debida protección en las oficinas bancarias para el público, factores y dependientes que las ocupen, así como del patrimonio de la institución.
«Cuando las instituciones contraten a las personas referidas en el artículo 46 Bis 1 de esta Ley, con el objeto de que éstas reciban recursos de sus clientes, en efectivo o cheque, adicionalmente deberán asegurarse que los establecimientos que al efecto utilicen dichas personas para llevar a cabo tales operaciones en representación de las propias instituciones, cuenten con las medidas de seguridad que se establezcan conforme a lo señalado en el presente artículo», dice la modificación.
«En este sentido y con la finalidad de contener en la medida de lo posible que sigan cometiéndose este tipo de robos, vengo a proponerles que se prohíba el uso de cualquier dispositivo de comunicación a los empleados bancarios que atienden al público en ventanillas, para que, de esa manera, aquellos individuos que no se manejan con honestidad e informan a los delincuentes sobre las posibles víctimas de sus fechorías no puedan hacerlo de manera tan sencilla y protejamos así a los usuarios.
«Así como que las medidas de seguridad no sean mínimas ni inferiores a las que los mismos bancos aplican en sus países de origen u otras naciones; y que las medidas de seguridad, de manera conjunta las expidan las instituciones de crédito, en coordinación con la Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana y la Procuraduría Federal del Consumidor», describió la legisladora en la máxima tribuna del país.