Marlen Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El aguacate mexicano ha tenido bolsas de entre 55 y 70 millones de dólares anuales desde el 2014 para publicidad en el mercado estadounidense y están a punto de anotar otro ‘touchdown’.
Álvaro Luque, presidente de ‘Avocados from Mexico’, señaló en entrevista que en las cuatro semanas previas al Super Bowl LII, que se jugará mañana, se importaron en la Unión Americana unas 92 mil toneladas de este producto, un 7 por ciento más que un año atrás.
Así, la compañía, encargada del marketing de la Asociación de Importadores de Aguacate Hass Mexicano (MHAIA, por sus siglas en inglés) y la Asociación de Productores y Empacadores de México (APEAM), diseña ahora una gran jugada para conquistar el mercado anglosajón.
Explicó que el 95 por ciento de los hogares hispanos ya consume aguacate, mientras que en las familias anglosajonas el porcentaje es mucho menor, lo que da una gran oportunidad de crecer ahí.
‘Todavía hay una gran oportunidad, no sólo de penetrar en más hogares, sino de hacer que la gente que sí consume lo haga en cantidades mayores’, comentó Luque.
Dijo que por eso este año, la campaña en el Super Bowl se centrará en la versatilidad del aguacate, demostrando que es un buen acompañante no sólo del totopo, sino también de productos como sandwiches, hamburguesas, burritos, wraps, tacos y tostadas.
‘El alimento número uno en Estados Unidos sigue siendo el sandwich y la penetración que tenemos de aguacate en sandwiches en los restaurantes estadounidenses es de apenas un 8 por ciento, o sea que hay un 92 por ciento de sandwiches que están en los restaurantes que no llevan aguacate y ésa es una gran oportunidad de montarnos dentro de ese consumo’, explicó Luque.
La edición del 2018 será el cuarto año en que el equipo aguacatero estará presente en el Super Bowl a través de un comercial durante el gran juego.
Aunque Luque no compartió el costo que tendrá el comercial, según Bloomberg, la cadena Fox, que emitió el Super Bowl el año pasado, vendió 30 segundos de publicidad por alrededor de 5 millones de dólares y para este año algunos medios estadounidenses refieren que el costo sería superior.