Juan Carlos Molina
Agencia Reforma

A continuación, algunas opciones para quienes busquen explorar el mundo en 2020.

BUTÁN
Este pequeño país ha llamado la atención del mundo con sus programas para ser «carbon-negative»; es decir, que la cantidad de gases invernadero que emite es menor a la que absorbe.
Para los viajeros, Bután -reino budista en el Himalaya oriental que recibe a visitantes extranjeros desde 1974- es un paraíso de la naturaleza con bosques protegidos y espectaculares vistas. Hay que visitar alguno de sus dzongs, fortalezas que también han fungido como centros administrativos; así como Paro Taktsang, monasterio que se encuentra en un acantilado.

ISLANDIA
Con frecuente actividad geotérmica y una gran diversidad de paisajes, este destino tiene múltiples atracciones para los amantes de la naturaleza. Entre los parques nacionales de Islandia se encuentra el Vatnajökull, que tiene un famoso glaciar de aproximadamente 7 mil 700 kilómetros cuadrados (aproximadamente el 8 por ciento del territorio nacional).
Islandia es también un destino popular para observar las auroras boreales, generalmente entre los meses de septiembre y abril.

KENIA
Uno de los puntos clave del destino es la reserva nacional de Masai Mara, en la que se han observado más de 400 especies de aves y más de 90 de mamíferos, reptiles y anfibios. Además, la región es testigo de la gran migración, una ocurrencia constante en la que ñus, gacelas y cebras se trasladan por miles de kilómetros desde Tanzania en busca de lluvias y pasto fresco.
En el país también hay atracciones como el Parque Nacional Lake Nakuru, famoso por albergar a flamencos y por ser santuario de rinocerontes. También hay antílopes acuáticos, leopardos y más especies.

PORTUGAL
Este lugar mantiene su encanto con los viajeros; tanto así, que los World Travel Awards recientemente lo nombraron Mejor Destino por tercera ocasión consecutiva. Además, el año pasado se agregaron dos espacios del país a la lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO: el Santuario del Buen Jesús del Monte en Braga y la Real Obra de Mafra, ambas construcciones de estilo barroco.
Durante 2020, conviene aprovechar alguna de las rutas de crucero que ofrecen navieras como AmaWaterways para recorrer el valle del río Duero.

TURQUÍA
Estambul tiene algo para todos. Su Gran Bazar, con más de 500 años de existencia, es el lugar para comprar joyería, textiles y artes locales, así como para apreciar los sabores y colores de la región. Otro destino que hay que conocer es la Mezquita Azul, construida en el siglo 17.
Pero fuera de su ciudad más habitada, Turquía tiene mucho más que lucir. No hay que dejar de conocer la Capadocia, una región que para muchos parece salida de un cuento, con «chimeneas de hadas» y ciudades subterráneas. También son imperdibles las ruinas de Éfeso, donde se ubican las ruinas de estructuras como la Biblioteca de Celso y el anfiteatro.