Lamentable tragedia es la que vivió una familia, luego de que una bebé de apenas 13 días de nacida falleció de una bronco aspiración con su propio alimento.
Fue a las 06:30 de la mañana del domingo, cuando en el C-4 Municipal se reportó a los servicios de emergencia que en la calle Constitucionalista, en el fraccionamiento Villa Montaña, se requería urgentemente la presencia de una ambulancia, ya que una recién nacida estaba inconsciente y no respiraba.
Al lugar de los hechos arribaron policías preventivos del Destacamento “Terán Norte”, pero al llegar fueron informados que a la menor ya la habían trasladado a recibir atención médica.
Sin embargo, momentos después se reportó que en avenida Siglo XXI Oriente y esquina con la calle Adoratrices, a la altura del fraccionamiento VNSA, la ambulancia UE-58 de la Coordinación Municipal de Protección Civil había interceptado una camioneta Pontiac Aztek, modelo 2004, color blanco y con placas de circulación de Oklahoma, Estados Unidos, en la cual la joven Melisa, de 26 años trasladaba a su hija a la Clínica Franco-Brasileña.
Pero cuando los paramédicos procedieron a brindar los primeros auxilios a la pequeñita, confirmaron que ya había fallecido a consecuencia de una bronco aspiración. A fin de realizar las diligencias correspondientes, acudieron a ese lugar los agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del MP de Hospitales.