Por FRANCISCO VARGAS M.

El joven matador de toros peruano Andrés Roca Rey confirmó este miércoles 22 de mayo en la Plaza “Las Ventas” de Madrid, el porqué es hoy por hoy una de las figuras actuales del toreo mundial, al cortar dos orejas y con ello abrir la Puerta Grande y salir en hombros de la misma, premios que conquistó una vez que fue atendido en la enfermería al resultar herido en su primer toro. Por su parte Alberto López Simón se llevó un apéndice a su espuerta, y Manuel Jesús “El Cid”, quien se despidió de la afición madrileña, escuchó calurosa ovación.
Nuevamente gracias a la magia de la televisión e internet, como muchos aficionados de nuestro país, pudimos ser testigos de este gran acontecimiento en lo que fue la octava corrida de toros y noveno festejo de la Feria de San Isidro 2019, donde el coso venteño registró un lleno hasta las banderas y se jugaron toros de la ganadería de Parladé, de comportamiento desigual, destacando el cuarto y sexto; siendo devuelto a los corrales el tercero, saliendo en su lugar uno del Conde de Mayalde.
Manuel Jesús “El Cid” en su primero tuvo palmas y en el otro fue ovacionado tras aviso.
Alberto López Simón tras lucida faena cortó una oreja tras aviso y en el toro tuvo ovación.
Andrés Roca Rey al torear con capa resultó herido escuchando palmas tras aviso; mientras que en el segundo de su lote y cierra plaza cuajó una importante faena de altos vuelos, misma que fue premiada con las orejas tras aviso y con ello salir por tercera ocasión por la Puerta Grande de la Plaza “Las Ventas” de Madrid.
El parte médico expedido por el doctor Máximo García Leirado; del diestro Andrés Roca Rey, es el siguiente:
“Herida de seis centímetros en el tercio superior de la cara posterior del muslo derecho que rompe fascia superficial y lesiona musculatura isquiotibial. Presenta contusiones y erosiones múltiples y es intervenido quirúrgicamente en la enfermería de la plaza. ([email protected] )