Andrea abraza a Jesús

En su octavo aniversario de vida, la niña Andrea Reynoso Ocotero, participó de una misa efectuada en la Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Asunción, con el propósito de agradecer a Dios por el don de la vida.
La pequeña arribó al templo con un hermoso atuendo y tras ser recibida por el sacerdote caminó junto con sus papás Andrea Ocotero y Jovani Reynoso, padrinos Genoveva Esparza de Luna y Aldo Jonathan Cruz Esparza y demás invitados especiales, para dar gracias a Dios por su cumpleaños.
El festejo en su honor, que más tarde dio comienzo, incluyó para la cumpleañera numerosas sorpresas que agradeció con gran alegría, siendo el mejor regalo, el cariño que le demostraron sus padres en todo momento.