Al revelar que de las cincuenta y nueve solicitudes de patentes presentadas ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Intelectual, menos de diez se encuentran en proceso de autorización, el delegado federal de Economía, Gustavo Granados Corzo reconoció un severo reto en Aguascalientes en el desarrollo de innovación y tecnología, motivo por el cual debe construirse una agenda con las universidades.
Esto, porque Aguascalientes está haciendo algo mal en materia de patentes, motivo por el cual la Secretaría de Economía realiza un diagnóstico a fondo para determinar las causas que impidieron la aprobación de casi cincuenta solicitudes.
El funcionario detalló que en la entidad hay esfuerzos aislados para el desarrollo de innovación y tecnología e incluso la Secretaría de Economía ha instruido para que se integren modelos económicos de cuatro hélices que abarca a gobierno, empresas, academias y ahora ciudadanos, a fin de no seguir trabajando cada quien por su lado.
Ahora deberán integrarse mesas de trabajo para potencializar el desarrollo de patentes en la entidad, subrayó.
Por ese motivo, el delegado de la SE señaló que se ha acercado a los diversos directores de vinculación de las instituciones de educación superior, porque algo está faltando y sucediendo en materia de patentes, no así en materia de marcas que en el 2016 registró más de un mil solicitudes, es decir el segundo lugar nacional de su región.
Se analiza si los problemas con las patentes se encuentran en el registro o en la presentación de las solicitudes y que propician algún incumplimiento establecido dentro de la normatividad del IMPI. También se revisa si los modelos de las ideas necesitan ser más sofisticados y ello implicaría un trabajo conjunto con las universidades para identificar los proyectos innovadores que se desarrollan ahí.
Agregó que se revisa si la industria de alto impacto con valor agregado como el caso de la empresa Flex, antes Flextronics, que está desarrollando modelos muy interesantes a nivel médico de productos y subproductos, se investigará si los registros los hace directamente en Aguascalientes, si se encauza con investidadores locales o en otro lugar.
Aquí hay varias industrias con desarrollo de tecnología e innovación, pero los números no se reflejan en la delegación de la Secretaría de Economía.
Tan solo en el 2016, dijo que en materia de propiedad intelectual, que abarca modelos industriales, marcas y patentes, Aguascalientes registró 1 mil 27 solicitudes de marca de los sectores comercio y servicio, lo que reporta un buen comportamiento por parte de la actividad productiva local.
Aguascalientes se encuentra en la segunda región dentro de las entidades a la que se pertenece en el país, indicó. Sin embargo se presentaron sólo 59 solicitudes de patentes, de las cuales muy pocas serán autorizadas, y las que permanecen en un proceso de análisis y existe en riesgo que ni siquiera se llegue a diez.
Finalmente, indicó que las personas que logran registrar una patente obtienen importantes beneficios económicos por muchos años.