José Díaz Briseño
Agencia Reforma

WASHINGTON, EU.- Donald Trump tiene en la mira a los vehículos automotores.
Su Administración inició una investigación, por razones de seguridad nacional, en contra de la importación de vehículos y autopartes a Estados Unidos que podría culminar en aranceles a sus principales socios como México y Canadá.
“Hay evidencia que sugiere que por décadas las importaciones del exterior han erosionado nuestra industria automotriz interna”, dijo el Secretario de Comercio de EU, Wilbur Ross, explicando que la investigación abarcará autos, SUV´s, camionetas, camiones ligeros y autopartes.
Enmarcadas bajo la Sección 232 de la Ley de Expansión de Comercio, las razones de seguridad nacional habían sido poco utilizadas desde su promulgación en 1962 pero el Presidente Trump utilizó ya dicha provisión para aplicar aranceles a la importación de acero y aluminio.
“Industrias clave como automóviles y autopartes son críticas para la fortaleza como País”, dijo Trump.
Medios estadounidenses aseguran que la Administración busca un arancel de 25 por ciento.
De acuerdo con las más recientes cifras oficiales de EU, México y Canadá son el principal origen de los automóviles nuevos a EU por valores superiores a 49 mil 918 millones de dólares en el caso mexicano y de 42 mil 509 millones de dólares en el caso canadiense.

¡Participa con tu opinión!