El Poder Judicial del Estado implementará el turno vespertino en los juzgados familiares con la encomienda de que abatan el rezago que existe en esta materia, anunció la magistrada presidenta, Gabriela Espinosa Castorena.
Agregó que los conflictos familiares que se ventilan en tribunales tienen prácticamente rebasada la capacidad instalada en cuatro de los seis juzgados existentes, donde el último año se recibieron más de ochocientas incidencias diarias, en promedio.
“Esto generó que día con día hubiera un auténtico desfile de personas demandando que su asunto terminara lo más pronto posible, pero es humanamente imposible abatir el rezago si no se cuenta con mas personal y se dispone de mas tiempo”, agregó.
En entrevista, recalcó que la materia familiar es muy sensible, pues es donde se manejan valores muy delicados de cada familia y que tienen que ver con el bienestar de los niños, tanto económico como psicológico, así como de sus padres.
De tal manera que uno de los proyectos que pondrá en marcha a la brevedad es la apertura de un turno vespertino con la incorporación de un equipo de secretarios que preparen los acuerdos para que en la mañana el desahogo de audiencias y dictado de sentencias, así como la atención al público adquiera una dinámica de mayor agilidad.
Para ello se requerirán al menos dos secretarios más por juzgado con sus respectivas secretarias, en esos cuatro despachos que son los que tienen el mayor peso del trabajo de juicios familiares.
Respecto del Juzgado Quinto, indicó que tiene una carga de trabajo importante pero que puede solventar ya que es un despacho especializado, ubicado en el Centro de Justicia para Mujeres.
Lo mismo ocurre en el Juzgado Sexto, de reciente apertura, donde se han concentrado todos los asuntos que tienen que ver con el tema de sucesiones, así como de jurisdicciones voluntarias.
Destacó que en estos últimos dos casos, no hay rezago, de ahí la necesidad de concentrar mayores recursos en los que están rebasados y requieren no sólo aligerar la carga laboral, sino especialmente dar solución a tantos conflictos familiares que se dirimen ahí.