Silvia Garduño
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 22-Ago.- El Departamento de Estado de Estados Unidos emitió una alerta de viaje que por primera vez incluye los destinos turísticos predilectos para los norteamericanos.
Según datos oficiales, de 9.4 millones de estadounidenses que ingresaron al país en 2016, 55 por ciento entró por Cancún, Cozumel y San José del Cabo, destinos señalados por el Departamento de Estado.
El Gobierno de EU incluyó a Los Cabos y La Paz, Baja California Sur, y a Cancún y la Riviera Maya, en Quintana Roo, lugares donde se han registrado balaceras y eventos violentos en los últimos meses.
“Los ciudadanos estadounidenses deben estar alerta que de acuerdo a las estadísticas del Gobierno estatal y federal, el Estado de Baja California Sur ha experimentado un aumento en tasas de homicidio en el último año”, indica la Embajada de ese país en un comunicado.
Asimismo, advirtió que los ciudadanos norteamericanos deben tomar precauciones en Quintana Roo, incluyendo Cancún, Cozumel, Playa del Carmen y Tulum.
“Los ciudadanos estadounidenses deben estar alerta que de acuerdo a las estadísticas del Gobierno de México, el Estado de Quintana Roo sufrió un incremento en las tasas de homicidio comparado al 2016”, señala.
“Si bien la mayoría de estos homicidios fueron aparentemente perpetrados contra miembros del crimen durante las batallas por el control de la plaza, tuvieron como consecuencia el aumento de la violencia en áreas frecuentadas por turistas. Ha habido balaceras en las que civiles inocentes fueron heridos o murieron”.
La alerta de viaje llega cuando el Gobierno de México promueve que se ubica en el octavo país del mundo en recibir a más turistas internacionales.
Según datos de la Unidad de Política Migratoria (UPM) de la Secretaría de Gobernación, en 2016, 3.7 millones de visitantes estadounidenses entraron por Cancún, 1.2 millones por San José del Cabo y 161 mil 790 por Cozumel.
Los estadounidenses concentran 51.7 por ciento del total de las entradas vía Cancún, 79 por ciento de las entradas por Cozumel y 85 por ciento de los ingresos por Los Cabos.
Entre enero y junio de 2017, la UPM ha registrado el ingreso de 3.1 millones de estadounidenses por estos tres puertos.
El Departamento de Estado incluyó en su alerta restricciones de viaje a Chiapas y Veracruz, entidades en las que advirtió que el personal de su gobierno debe permanecer en las áreas turísticas y no tiene permitido utilizar transporte público.
Prohibió a sus funcionarios todo tipo de viajes personales en todo Guerrero y, en Colima, les prohibió viajar en la carretera 110, entre la Tecomaca y la frontera de Jalisco.
En Baja California, mencionó que debido a la mala calidad de la recepción de telefonía móvil y las condiciones de las carreteras, sus empleados solamente tienen permitido viajar por la carretera de cuota la Rumorosa, entre Mexicali y Tijuana durante el día.
La Embajada de EU en México precisó que esta alerta sustituye a la que estaba vigente, de diciembre de 2016, que únicamente incluía advertencias sobre La Paz, Baja California Sur.