Amor eterno

Prometieron amarse y respetarse ante Dios, Ricardo Gómez Hernández y Rocío Pérez Mata, quienes luego de recibir el sacramento del matrimonio, su compromiso fue sellado mediante las argollas que intercambiaron.
José de Jesús Gómez Hernández y Lourdes Hernández, hermano y mamá del novio, lo acompañaron encabezando la marcha nupcial, mientras que la novia hizo su arribo al lado de sus padres Néstor Pérez y Teresa Mata.
La ceremonia que se llevó a cabo en la iglesia de Nuestra Señora del Rosario, contó también con la presencia de los padrinos de velación, Jacinto Bernardo Saldaña Hernández y Verónica Torres Cosío, con el firme compromiso de velar por que su matrimonio rinda frutos.