Claudia Guerrero 
Agencia Reforma

CDMX.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador hizo un llamado a los senadores de Morena a respetar la ley y no ser groseros ni irracionales en el trato con el resto de las fuerzas políticas.

Así lo reveló este jueves el coordinador de los morenistas en la Cámara alta, Ricardo Monreal, luego de reunirse con el Mandatario federal en sus oficinas de Palacio Nacional.

El legislador explicó que, durante el encuentro, dialogó con el Jefe del Ejecutivo sobre la polémica reforma aprobada por la Cámara de Diputados, con la que se pretende asegurar que Morena se quede con la presidencia de la Mesa Directiva.

Según Monreal, al hablar del tema, el Presidente pidió que se respete la ley y que los senadores de Morena no actúen como lo han hecho el resto de los partidos.

«Él reiteró, me dijo que lo que tenemos que hacer es respetar la ley, no alterarla, no hacer lo que antes hacían los adversarios que imponían las mayorías de manera grosera, irracional y no, nosotros somos distintos, hay que actuar con apego irrestricto a la ley», expresó.

«Los mexicanos deben sentirse tranquilos porque tenemos un Presidente que respeta el estado de derecho, que está pendiente de la ley, que no va a permitir abusos del poder público trátese del Poder Legislativo o del Judicial y me refiero desde el respeto de poderes».

El presidente de la Junta de Coordinación Política incluso adelantó que, mientras no exista consenso con el resto de las fuerzas políticas, la reforma no será sometida a votación en la Cámara alta.

«No vamos a legislar una materia en la que no tengamos consenso», aseveró.

Por otro lado, informó que el Presidente colocó sobre la mesa las reformas que resultan prioritarias para su proyecto en el periodo de sesiones que acaba de iniciar.

La lista incluye la reforma constitucional para Revocación de Mandato y Consulta Ciudadana, así como la creación de los institutos para Devolver al Pueblo lo Robado y Nacional de Salud para el Bienestar.

La eliminación del fuero para funcionarios federales, incluido el Presidente; eliminar la posibilidad de condonación de impuestos y las reformas secundarias en materia educativa también fueron consideradas prioritarias.