José de Jesús López de Lara

Un impresionante despliegue policiaco se registró el viernes por la mañana en el fraccionamiento Lomas de Santa Anita, después de que frente a un salón de fiestas propiedad del comisario de la Policía Ministerial del Estado, Juan Muro Díaz, dejaron una corona de muerto y dos hieleras con cabezas de cerdo y una cartulina con una aparente advertencia al mando policiaco.
Trascendió que las investigaciones que realiza la Fiscalía General del Estado, apuntan a que detrás de las amenazas están implicados ex policías ministeriales.
Fue a las 07:00 de la mañana cuando se recibió una denuncia anónima donde se reportaba que frente al salón de fiestas “Villa Bonita”, ubicado en avenida Aguascalientes Oriente y casi cruce con avenida Miguel Ángel Barberena Vega, en el fraccionamiento Lomas de Santa Anita, habían dejado dos hieleras manchadas de sangre y las cuales aparentemente contenían cabezas humanas.
De inmediato acudieron a ese lugar policías preventivos, policías viales, policías estatales y más de 30 agentes de la FGE. Y es que dicho negocio es propiedad del comisario Juan Muro Díaz, titular de la Policía Ministerial del Estado, quien también arribó minutos después.
Además de las hieleras de unicel que en realidad contenían cabezas de cerdo, dejaron una corona de muerto y pegada a la puerta principal una cartulina con un narcomensaje dirigido al mando policiaco.
Más tarde, arribó la unidad de Servicios Periciales para asegurar dichas evidencias e iniciar con las investigaciones. Encabezó el operativo el secretario de SSPEA, Porfirio Javier Sánchez Mendoza.