Un grupo de cincuenta choferes de taxis, adscritos a la Asociación 143, ratificaron ayer su postura de someterse a una huelga de hambre por incumplimiento de promesas por parte del Gobierno Estatal de otorgarles una concesión, y criticaron que este año esta autoridad tenga cerrada la opción de emitir esas facultades a particulares.
El presidente de dicha asociación, Alejandro Malo Mondelongo, aseveró que los choferes se mantienen renuentes a organizarse para crear una plataforma digital para prestar este servicio a la población aguascalentense, porque la Ley de Movilidad no les permite ruletear, sólo prestar el servicio por medio de la aplicación o por teléfono.
Durante la manifestación en la Plaza de la Patria, frente a Palacio de Gobierno, los choferes de taxi sostuvieron que no les resulta atractivo entrar al esquema de las plataformas porque son trabajadores del volante y ellos andan buscando la herramienta para trabajar que es la concesión, ya que el poseer este documento permite tramitar de inmediato la compra de un vehículo nuevo.
“Sin embargo, con el esquema de la plataforma digital para ofrecer el servicio, no se cuenta con esquemas de financiamiento para acceder a la compra de un vehículo, por lo que se necesitaría un apoyo por parte de la autoridad estatal”, demandaron.
Alejandro Malo Mondelongo precisó que en el grupo de choferes de taxi que desean su concesión, acumulan desde 15 a 40 años de servicio en este gremio.
Ante la imposibilidad por ahora de acceder este año a una concesión, de acuerdo a la postura del Gobierno del Estado, estos operadores del volante de alquiler se reunirán con autoridades de Movilidad para escuchar sobre los requisitos de la creación de una plataforma digital, sin embargo esta opción no les convence todavía.
Sostuvo que la huelga de hambre se mantiene como una posibilidad entre los choferes de taxis, porque “estamos hartos de las promesas incumplidas durante dos años, cuya lucha empezó desde el mes de diciembre de 2016, y el compromiso que se hizo el 9 de enero no se ha respetado”.
Finalmente, señaló que en la reunión del 9 de enero, en presencia del entonces secretario de Gobierno, Javier Luévano, y el titular de la Seguot, Armando Roque, y se tuvo como testigo al diputado Iván Sánchez Nájera, se comprometieron a que en un plazo de seis meses iban a entregar las concesiones a los choferes de taxi.

¡Participa con tu opinión!