Con la detección de entre quinientos y mil vehículos particulares que son utilizados sin ningún control, restricción o vigilancia para prestar el servicio de taxis, el dirigente de las Agrupaciones Unidas del Gremio Taxista del Estado de Aguascalientes (AUGTEA), Óscar Romo Delgado, urgió al Gobierno del Estado a tomar cartas en el asunto, porque de no hacerlo los concesionarios tomarán medidas, aseveró.
Lo anterior, porque estos primeros cuarenta días del 2018 marcan una tendencia desfavorable para el sector taxista oficial, donde la Dirección de Transporte no ha realizado ningún operativo para detener la proliferación del pirataje en unidades de alquiler, acompañado por el encarecimiento de las gasolinas.
En entrevista con El Heraldo, señaló que hay un sector de carros que dicen trabajar para UBER, pero en realidad andan en las calles ruleteando y en particular en las avenidas y calles de mayor afluencia de posibles pasajeros, cuya modalidad les pertenece únicamente a los concesionarios de taxis que cuentan con su permiso por parte del Gobierno Estatal.
También llama la atención que hay unidades particulares piratas que traen rotulada su propia publicidad de una aplicación para solicitar el servicio de taxi, e incluso se identifican como Fiu taxi, los cuales son fáciles de identificar por la autoridad estatal, para que se pongan a trabajar y ejercer control en materia de transporte público.
Aseveró que los choferes piratas se andan burlando de las propias autoridades y de los concesionarios oficiales, donde las diversas agrupaciones de taxistas han tomado la decisión de no permitir tales situaciones, pero primero el Gobierno Estatal tendrá que actuar y poner orden.
Aunque si transcurre el tiempo y no se observan cambios reales en esta materia, entonces los taxistas oficiales asumirán la responsabilidad, porque este gremio les representa su patrimonio y el sustento de miles de familias en Aguascalientes.
Finalmente, Óscar Romo Delgado recalcó que el Gobierno Estatal debe actuar con mano dura en esta materia para impedir que siga creciendo esta problemática, en afectación de un amplio sector de la población.