Con una pistola que resultó ser de aire comprimido, un sujeto se divertía atemorizando a los habitantes del fraccionamiento Ojocaliente III, hasta que finalmente fue capturado por policías preventivos del Destacamento “Terán Sur”.
Quien quedó recluido en las celdas de Justicia Municipal, en el Complejo de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, es un individuo identificado como José, de 22 años de edad.
Este sujeto se divertía atemorizando a los vecinos y transeúntes, al amagarlos con una pistola.
Tras ser reportado al 911, policías preventivos del Destacamento “Terán Sur” iniciaron un operativo de rastreo y momentos después lo detectaron en la calle San Pedro y esquina con la calle El Mocho.
A pesar de la presencia de las unidades policíacas, este individuo seguía con su actitud retadora al insultar con palabras obscenas a las personas que pasaban frente a él y además los amagaba con una pistola.
Cuando los policías preventivos lo interceptaron y sometieron, descubrieron que en realidad se trataba de una pistola de aire comprimido, misma que le fue asegurada, así como 11 cartuchos de goma y 6 tanques de aire comprimido.
El gracioso sujeto terminó a disposición del Juez Calificador, quien le aplicó una sanción administrativa.

ENCUENTRAN MUERTA A UNA ANCIANITA
Durante el transcurso del miércoles por la mañana, fue encontrada muerta en el interior de una vivienda ubicada en la calle Salvador Dalí, en el fraccionamiento Santa Anita, a una mujer identificada como Consuelo, de 88 años.
Se estableció que esta mujer falleció a consecuencia de una enfermedad derivada de su avanzada edad, acudiendo al lugar de los hechos oficiales de la Policía Preventiva, además de una ambulancia de la Coordinación Municipal de Protección Civil Municipal.
Familiares de la señora Consuelo señalaron que era originaria de la Ciudad de México, pero que en días pasados la trajeron a Aguascalientes para cuidarla, ya que se encontraba enferma.
Es el caso que el miércoles por la mañana cuando fueron a su habitación para ver cómo se encontraba, descubrieron que estaba inconsciente y no reaccionaba, por lo que llamaron al servicio de emergencias 911.
Al lugar de los hechos llegó también personal de Servicios Periciales, pero al confirmarse que se trataba de una muerte por enfermedad, se dispuso que fueran los mismos familiares quienes se encargaran de realizar los trámites funerarios correspondientes, ya que no era necesaria la anuencia de la autoridad.