Ana Silvia Lozano Galindo
El Heraldo

Nissan Aguascalientes está trabajando con normalidad; su productividad está intocada y se llegó al entendimiento de que quienes pretendan participar en representaciones de gremio lo harán por los cauces y tiempos establecidos, la empresa no tiene problema con ello, señaló Armando Ávila Moreno.
El vicepresidente de Manufactura de Nissan Mexicana, refrendó el respeto a la base trabajadora y ponderó su valía, destacando que la firma representa para el estado una parte importante de su economía con impacto directo para 47 mil personas, incluyendo a sus proveedores.
Sin embargo, es una realidad que atrás de todos ellos hay familias enteras, -cónyuges, hijos, padres-, que en total significan alrededor de 220 mil personas y “eso hay que cuidarlo con la importancia que merece”, agregó.
PUNTO DE ACUERDO. En entrevista con El Heraldo, expuso que el movimiento iniciado por un grupo de trabajadores inconformes con la representación sindical e interesados en que alguien más asuma ese rol, ha logrado a través del diálogo un punto de entendimiento para que quienes tienen esa pretensión sigan los cauces normales y se apeguen a los tiempos para integrar planillas y hacer propuestas.
Eso está previsto para el próximo año, por lo que hasta entonces “para Nissan el señor Gabriel Jasso sigue siendo el representante sindical y mientras él sea el responsable, gozará de las garantías de la compañía, porque en esos términos fue elegido en su momento”.
Se trata de una representación que se erige con el respaldo de las mayorías, no por decisión de la empresa y en ese sentido es que “nos mantuvimos al margen del tema, respetuosos de las expresiones de los trabajadores que aprovecharon el día de asueto para manifestarse públicamente”.
SOBRE LA MESA. En ese sentido, Ávila Moreno dijo que cuando las pretensiones por un puesto nacen por señalamientos específicos como la participación de los trabajadores en las utilidades o el esquema de actividades laborales, es fundamental hacer un análisis objetivo.
Por una parte, el tema del PTU en Nissan se ha contaminado porque esta firma fue líder en la industria automotriz en México en hacer ese reparto que, en el año 2016, tuvo su máximo al oscilar los 75 mil pesos entregados a cada persona.
“Sin embargo, cuando hay variaciones como el año pasado, con caída en el mercado, los resultados son otros y el PTU se entregó en montos de entre 15 mil a 25 mil pesos; el asunto es que hay quienes lo consideraron un ingreso y lo exigen, pero el reparto no es tal”.
En el caso de la industria automotriz, Nissan ha sido líder, pero hay compañías que entregan más, otras menos, de acuerdo a sus resultados y cada trabajador lo puede ver en sus empleos y calibrarlo.
ESTABILIDAD. En relación a las jornadas laborales, expresó que son definitivamente competitivas y constan de cuatro días de trabajo por tres de descanso; hay un buen ambiente y muestra de ello es que pese a las inquietudes, Nissan está trabajando con normalidad.
Finalmente, el directivo de la empresa nipona señaló que quienes trabajan en Nissan tienen un buen trabajo que es estable y el llamado a la base es a cuidarlo, evaluarlo, tenerle cariño y velar por las familias, “pues esta es una fuente de empleo que da mucha satisfacción y hay que aquilatar lo que tenemos”, concluyó.