David Julián Torres Martínez

Un violento robo domiciliario se registró el domingo por la tarde en el fraccionamiento Jardines de Aguascalientes, el cual fue perpetrado por dos sujetos quienes dejaron amarrada y encerrada en el baño a una mujer, mientras ellos escapaban con una pantalla de televisión y joyería diversa.
La víctima de este asalto domiciliario fue identificada como Josefina, de 54 años, quien fue amarrada con la correa de su mascota y encerrada en el baño, mientras los dos sujetos sustraían la pantalla y joyería, para posteriormente darse a la fuga.
Los violentos hechos se registraron el domingo a las 16:54 horas, en una residencia ubicada en el fraccionamiento Jardines de Aguascalientes.
Los presuntos responsables fueron identificados como un hombre delgado, de aproximadamente 1.80 metros de estatura y el otro como chaparro y obeso.
Trascendió que los delincuentes ingresaron a la residencia para cometer el robo, creyendo que se encontraba sin personas en el interior.
Sin embargo, en ese momento la señora Josefina se encontraba en la planta alta, por lo que al escuchar ruidos pensó que había entrado al domicilio un familiar.
Sin embargo, al ir bajando las escaleras quedó sorprendida al descubrir que en la sala se encontraban dos individuos desconocidos para ella, quienes al verla, de inmediato la amagaron y golpearon, para después llevarla al baño donde la amarraron de las manos con la correa de su perro y la dejaron encerrada.
Fue hasta varios minutos más tarde cuando la mujer logró liberarse y al ya no escuchar ruidos en la casa decidió salir del baño, percatándose que los delincuentes ya se habían dado a la fuga, llevándose una pantalla de televisión y su joyería personal, entre otros objetos que faltaban a simple vista.
Al lugar del atraco llegaron policías preventivos del Destacamento “Insurgentes” de la SSPM, así como policías estatales y agentes del Grupo Anti-Robos de la PME adscritos a la Unidad de Investigación Especializada en Robo a Casa-Habitación y Comercio de la FGE, quienes iniciaron las investigaciones correspondientes.
De igual forma llegó una ambulancia de la Cruz Roja para atender a la mujer, quien sufrió una crisis nerviosa por lo ocurrido, aunque no ameritó su traslado a algún nosocomio.
Finalmente, hasta el cierre de esta edición, se desconoce la identidad y el paradero de los delincuentes.