Pese a que la primera vacuna del ser humano es la leche materna, ya que contiene los principales nutrientes para fortalecer las defensas del bebé, sólo el 30% de las mujeres amamantan a sus bebés; desconocen o no le dan importancia a los beneficios que recibe el infante.

Con motivo de la Semana Mundial de Lactancia Materna, el ISSEA concluyó sus Jornadas de Lactancia 2019, en las que se promovió el uso de la leche materna exclusiva durante por lo menos los seis primeros meses de vida.

El secretario de Salud, Sergio Velázquez García, señaló que las acciones preventivas son fundamentales; destacó que la lactancia natural exclusiva reduce la mortalidad infantil por enfermedades de la infancia como diarrea o neumonía, y favorece un pronto restablecimiento en caso de enfermedad.

“Además, contribuye a la salud y al bienestar de la madre, ayuda a espaciar los embarazos, disminuye el riesgo de cáncer ovárico y mamario, incrementa los recursos de la familia, es una forma segura de alimentación y resulta inocua para el medio ambiente”.

Si cada madre practicara la lactancia materna se beneficiaría a 27 mil menores que nacen cada año en el estado, pero lamentablemente sólo tres de cada diez madres deciden amamantar.

Durante esta semana se llevaron a cabo acciones de promoción en las tres Jurisdicciones Sanitarias del Estado, así como en los hospitales, a través de talleres y conferencias para que mujeres en periodo de lactancia o que deseen embarazarse, conozcan los beneficios y la técnica sencilla de extracción de leche.

El funcionario reiteró que el apoyo que la institución ha brindado para la promoción de la leche materna, consiste también en la instalación de lactarios en hospitales con el objeto de que las mujeres no interrumpan esta actividad por enfermedad o trabajo.