CDMX- Amal Clooney dijo, durante una charla en el Toronto’s Roy Thomson Hall, este viernes, que también es una refugiada, ante las crisis de migrantes de Siria e Iraq y los niños separados de sus familias en la frontera México-Estados Unidos.
La abogada de derechos humanos, esposa de George Clooney, habló sobre su experiencia al llegar a Reino Unido.
“Yo soy una refugiada. Si el gobierno del Reino Unido no me hubiera tendido una mano cuando mi familia escapaba de la guerra en el Líbano, no hubiera podido crecer en un ambiente seguro ni recibir la educación que tengo, ni hacer ninguna de las cosas que he hecho”, declaró.
La esposa del afamado actor también condenó la situación que alrededor de 2 mil 300 niños experimentan en Estados Unidos, al haber sido presos lejos de sus familias, quienes son migrantes. (Staff/Agencia Reforma)