Érick Rodríguez
Agencia Reforma

Tigres se convirtió anoche en el mandón del futbol tanto Varonil como Femenil, luego de derrotar a las Rayadas 4-2, en penales (4-4 global).
La Final regia femenil tuvo de todo, dramatismo, espectáculo, futbol e impuso un nuevo récord de asistencia para un duelo de mujeres, pues se registró una entrada de 51 mil 211 aficionados.
En la cancha, durante el tiempo regular, tanto en la ida y como en la vuelta ninguna escuadra fue mejor y se tuvieron que ir a los penales donde Tigres mostró más carácter y se agenció el primer título femenil de la ciudad en el mismo escenario donde el equipo varonil fue campeón apenas el 10 de diciembre, el Estadio BBVA Bancomer.
Liliana Mercado fue la autora del gol que definió el título en el cuarto penal, pues ninguna de sus compañeras erró, Nayeli Rangel, Nancy Antonio y Natalia Villarreal, acertaron desde los 11 pasos.
No así Monterrey, que inició la serie de penales con un tiro fallado de Rebeca Bernal, también falló Norali Armenta, y de poco sirvieron los tiros anotados por Dinorah Garza y Selena Castillo.
Las jugadores de Tigres saltaron de felicidad tan pronto Mercado anotó el penal decisivo.
Las felinas abrieron el marcador con un golazo de Lizeth Ovalle, quien recibió un pase de Carolina Jaramillo y encabezó un contragolpe que terminó con un potente disparo de zurda en los linderos del área.
Héctor Becerra hizo ajustes en el complemento, y las Rayadas empataron pronto gracias a que Mónica Monsiváis fue fauleada en él área por la arquera María Martínez, y el árbitro marcó el penal. Rebeca Bernal cobró de manera impecable.
Luego vivieron malas noticias para Monterrey, Monsiváis tuvo que salir de cambio porque se dislocó el brazo.
Katty Martínez, quien entró de cambio para las felinas, hizo el segundo tanto para la visita, luego de recibir una asistencia de Ovalle y quedarse mano a mano con la arquera Claudia Lozoya, a quien venció con un disparo colocado.
Rayadas se fue entonces con más garra que futbol al ataque y en tiempo de compensación, al 92′, empataron el duelo luego que Norali Armenta remató de cabeza un pase de Evangelista y así obligaron a definir el título en penales, que terminó, como en diciembre, en manos de Tigres.