La adicción a la tecnología conlleva problemas de sociabilización, sostuvo Evelyn Téllez Carvajal, profesora investigadora del Infotec, prueba de ello es el fenómeno conocido como “phubbing” (palabra proveniente de ‘phone’ -teléfono- y ‘snub’ -menospreciar a otro ignorándolo-), práctica en la cual incurren las personas cuando ignoran a sus interlocutores para centrar su atención en los teléfonos celulares o dispositivos móviles, lo que deteriora las relaciones personales e interrumpe la vida cotidiana.

Apuntó que si bien, la tecnología ayuda para mantenerse en comunicación con las personas que están ausentes, la parte negativa es que desconectan de los que se encuentran próximos; “la mayoría de las veces, la gente que es víctima del phubbing no expresa su incomodidad ante el hecho de ser ignorado por su interlocutor, pero sí tiene un sentimiento negativo de abandono cuando alguien les ignora”.

Téllez Carvajal destacó que esta mala conducta se ha inculcado porque las personas no han sido educadas sobre cómo consumir la tecnología, y en consecuencia, desconocen los efectos negativos en sus comunicaciones y relaciones personales por hacer un uso inconsciente de dichos dispositivos.

Comentó que existe poca conciencia entre la población del tiempo que invierte en el uso de sus dispositivos móviles; “incluso nosotros con nuestra actitud le estamos enseñando a los niños que es correcto ignorar a los presentes, pues los padres les damos los teléfonos o tabletas a los niños porque se quiere que guarden silencio mientras los adultos nos comunicamos con otra persona e ignoramos a los menores, y ellos a su vez aprenden a ignorarnos”.

Para finalizar, la investigadora del Infotec destacó que es de suma importancia que niños y adultos aprendan a utilizar las tecnologías responsablemente, esto, para reducir el impacto negativo que tienen en la vida el uso excesivo de la tecnología, pues hay estudios que indican que puede generar tanto daños físicos en la vista y en las manos, como daños psicológicos, al punto de volverse una adicción.

¡Participa con tu opinión!