Aguascalientes tiene grandes posibilidades de seguir creciendo económicamente aún y con la entrada del nuevo Gobierno Federal, derivado de la estrategia de diversificación del desarrollo, implementado por la administración estatal actual, sobre todo en su apuesta por la generación de energías limpias, destacó el director del CIDE, Alberto Aldape Barrios.
Señaló que tras el triunfo de Andrés Manuel López Obrador como nuevo presidente electo, no se ven riesgos para la economía de Aguascalientes y mucho menos a nivel país. En tal sentido, indicó que la proyección se ve bien con un tipo de cambio que se está estabilizando, el cual pudiera tener cierre por debajo de los 19.40 pesos, además de que se sigue exportando crudo, sigue habiendo turismo, remesas y el país tiene líneas de crédito contingente por 80 mil millones de dólares.
“Habría que ver con el nuevo gobierno su política de subsidios, de acuerdo a lo que ha dicho el próximo secretario de Hacienda. Se ha hablado mucho de la reactivación del campo, de la fijación de precios de garantía y en éstos puede haber también una situación donde el Gobierno Federal esté aportando recursos vía subsidios a los productores para que no se impacte la canasta básica”.
El director del CIDE detalló que los factores que deben preocupar a nivel macroeconómico son el futuro del Tratado de Libre Comercio, la guerra comercial y si Estados Unidos decide imponer aranceles a la importación de vehículos al país, lo cual tendría un fuerte impacto en el desarrollo de México.
Por lo que respecta a Aguascalientes dijo que no se ven riesgos, ya que el actual Gobierno Estatal continúa con la reconversión de su estrategia de desarrollo económico hacia otros sectores distintos al automotriz, donde afortunadamente Aguascalientes ha ganado la mayoría de las subastas para la generación de energías limpias, en particular fotovoltaica, además de las tecnologías de innovación.

¡Participa con tu opinión!