El prototipo de camión urbano equipado con tecnología para control de seguridad y cobro fue demostrado al gobernador Martín Orozco Sandoval, lo mismo que el Sistema Tecnológico de Control de Flota que será instalado en el C5 para que desde allí sea monitoreado el cumplimiento de las rutas y la seguridad en el transporte.

En la presentación del proyecto, se le dio a conocer que esta tecnología la tendrán los 550 camiones urbanos que prestan el servicio colectivo; asimismo, se le explicó que las unidades estarían equipadas con cámaras de seguridad, sensores de ingreso de pasajeros, cajas de lector electrónico para el pago con tarjeta, así como botones de pánico para enviar las alertas al C5 en caso de alguna eventualidad de tránsito o seguridad.

En las instalaciones donde estará ubicado el C5, se le mostró el sistema de control de flota, mediante el cual se tendrá un monitoreo segundo a segundo de cada una de las unidades que prestan el servicio de transporte público urbano.

El equipo técnico encargado de la instalación del sistema le informó que las cámaras a bordo de las unidades, podrán monitorear el interior del autobús en tiempo real durante todo su trayecto, así como la parte exterior, por lo que con esta tecnología se sumarán las 2 mil 200 cámaras al monitoreo permanente que se desarrollará en el C5.

También vía remota se tendrá la capacidad de llevar el monitoreo de los horarios de salida y llegada de los autobuses, así como el cumplimiento de sus paradas correspondientes, dado que se instalará un control de la alcancía de cobro para evitar situaciones como asaltos o robos al interior de las unidades de transporte.

El Ejecutivo Estatal hizo una prueba del botón de pánico, el cual podrá ser accionado por el chofer encargado de la unidad o los usuarios en caso de que requieran el apoyo por algún accidente de tránsito o evento de inseguridad a bordo o cerca del camión, a fin de que los cuerpos de emergencia atiendan la llamada de manera inmediata.

Finalmente, se resaltó que los equipos de alta tecnología serán instalados en cada uno de los autobuses por parte de los concesionarios, según se indica en la Norma Técnica publicada en el Periódico Oficial del Estado, lo cual deberá quedar listo en este mismo año para dar el siguiente paso en el rubro de modernización del transporte público urbano.