Los familiares de los pacientes del nuevo Hospital Hidalgo ya no esperan en la baqueta bajo los rayos del sol durante el lapso que no se reciben visitas, pues pueden recurrir al albergue destinado para ellos que atiende diariamente a 80 personas que solicitan el servicio de comedor. Se trata de un espacio seguro, limpio, digno y apropiado para comer y descansar por la noche que opera desde septiembre del año pasado. El albergue incluye dormitorios, baños, comedor y un área para el aseo personal.

La administradora del lugar, Rosa Isabel Nájera Martínez, explicó que todos los días se recibe a los familiares de los pacientes o visitantes del hospital que no tienen un espacio para pasar la noche, y que al mismo tiempo necesitan estar al pendiente de su familiar enfermo.

“De lunes a viernes, y por una cuota simbólica, se ofrece el servicio de desayuno y comida, que complementa la atención que se les brinda en este albergue que se ubica a un costado del nosocomio y no se les sobra a quienes no pueden pagar los 15 pesos”.

Estos servicios son posibles gracias al apoyo del DIF Estatal y de la Asociación de Ayuda para el Cáncer y Fibrosis Quística, A.C.

“Este albergue era un lugar necesario desde hace muchos años, incluso desde las antiguas instalaciones del nosocomio, pues se necesitaba atender dignamente a las personas en situación vulnerable y que tienen la necesidad de estar cerca de sus familiares internados”.

Por su parte, el director general del Hospital Hidalgo, Armando Ramírez Loza, reconoció que el albergue es un logro importante del actual Gobierno Estatal, pues atiende directamente a uno de los sectores de la sociedad que más requiere ayuda y que atraviesa por momentos familiares complicados.