Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El país se alista para la detección de los primeros casos importados del nuevo coronavirus con el propósito de implementar medidas de aislamiento que mitiguen la transmisión, indicó José Luis Alomía, titular de la Dirección General de Epidemiología.
«(La idea) es que el virus en su momento no tenga una apertura total o libre para poder dispersarse», precisó.
El funcionario indicó que la inminencia de que llegue el virus tiene que ver con el mecanismo de transmisión de esta enfermedad.
«Cuando el mecanismo de transmisión es aérea, es decir, de una persona enferma a otra porque entra en un campo de acción, en el cual estornudó o es un contacto cercano, de menos de un metro de cercanía, realmente las posibilidades de contagiarse son altas».
Además, señaló que tan sólo 2019 más de 200 mil personas viajaron de China hacía México.
«El corte de enero, nos dice que de China a México han llegado poco más de 13 mil personas en lo que va del año», detalló.
Asimismo, Ruy López, titular del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades, afirmó que ante la emergencia internacional instauró un subcomité de enfermedades emergentes.
«Ya se instaló y se convocará inmediatamente a cada uno de los miembros de este subcomité para que empiecen las labores coordinadas de preparación y en su caso respuesta».
Indicó que además se instruyó a los servicios estatales de salud para que sesionarán en sus comités estatales, y de manera coordinada tengan acciones con base en lo que dicte el subcomité.
Por su parte, Jean Marc Gabastou, asesor internacional de la OMS, indicó que está previsto que la tecnología empleada en el Instituto de Diagnóstico y referencia Epidemiológicos para el diagnóstico de esta enfermedad se transfiera a los estados.