Por Rubén Torres Cruz

Personal de la Dirección de Salud Pública Municipal, vigilará que los alimentos y bebidas preparados a lo largo y ancho de la zona ferial cuenten con las medidas de salubridad necesarias para prevenir enfermedades gastrointestinales.
En total serán 40 inspectores los encargados de la revisión de temperatura, olor, color y caducidad de los ingredientes utilizados para la elaboración de los alimentos, en cerca de 750 expendios ambulantes y semifijos.
También se vigilará la operación adecuada de los baños públicos, que los estacionamientos cuenten con las medidas de seguridad necesarias y que los centros de reunión de espectáculos ofrezcan a los visitantes alimentos, botanas y bebidas preparadas higiénicamente.
Otro de los aspectos que también será vigilado, es el que los comerciantes cuenten con su constancia de Manejo Higiénico de Alimentos, depósito de agua limpia para lavado de manos así como utensilios y en buenas condiciones, además de uniforme reglamentario como delantal, cubrebocas y cofia entre otras más.
Para ello, se impartirán los cursos correspondientes del 22 al 26 de abril y del 29 al 3 de mayo en las oficinas de la Dirección de Salud Pública, ubicadas en la calle Rayón 249, en el Barrio de San Marcos. Para mayores informes los interesados se pueden comunicar al teléfono 918 30 69.