Una adecuada alimentación en los pacientes con Alzheimer mejora su estado nutricional, les previene de infecciones y ayuda a que el funcionamiento cerebral esté lo mejor posible, señaló la presidenta de la Asociación de Gerontología y Geriatría de Aguascalientes, Carolina Bernal López.
Estableció que, en una etapa leve, los pacientes de Alzheimer pueden comer por sí mismos. Sin embargo, en etapas severas de la enfermedad las personas tienen dificultades para masticar y se les tiene que dar en papillas o semilíquidos, además de que deben estar en una posición correcta, bien sentados y con su cuello correctamente colocado, así como servirles alimento en porciones pequeñas.
Carolina Bernal López indicó que es importante que el plato contenga porciones pequeñas, con colores vistosos para que sea llamativo para el paciente con Alzheimer, además de consistencias variadas, es decir, tanto alimentos sólidos como blandos, así como de diferentes temperaturas de los alimentos y distintas texturas, lo cual facilita que la persona se alimente mejor.
“También los pacientes con Alzheimer tienen mucho problema de pérdida del apetito, la cual está dada por la misma enfermedad y muchas veces dificulta que podamos alimentarlos bien; habitualmente estos pacientes caen en estados de desnutrición, que es cuando no están ingiriendo la cantidad de nutrimentos adecuada”.
Finalmente, Carolina Bernal recalcó que para los pacientes con Alzheimer es importante que realicen cinco comidas al día, en lugar de tres. Es decir, un desayuno ligero, una colación a media mañana, posteriormente la comida, una colación a media tarde y la cena. Esto con el objetivo de que las comidas sean menos abundantes, pero sí más frecuentes.

¡Participa con tu opinión!