Hay hospitales que se han vuelto sumamente lucrativos, ven la medicina como una mina de oro, sin importarles dejar en la ruina a los pacientes, señaló el empresario Humberto Martínez Guerra, al hacer un llamado a las autoridades sanitarias a que frenen los abusos en los cobros y que haya una regulación.
“Se entiende que como toda empresa, debe tener rendimientos, pero hay nosocomios que atracan a la familia y lucran con el dolor ajeno en forma insolente”.
Comentó que hay quienes por la urgencia del enfermo, no tienen tiempo de comparar precios con otros establecimientos del ramo y caen en el lugar más costoso, donde poco falta para que les cobren “hasta por respirar”.
“Asimismo, los medicamentos que se administran a los pacientes son más caros en un 100% que en cualquier farmacia y se supone que éstas ya tienen ganancias en las tarifas que manejan, por lo que no se justifica que al interior de los hospitales, el costo de los fármacos y demás insumos se duplique”.
Al respecto, consideró que la autoridad de salud debe atender esta problemática y con el apoyo de los diputados, crear un arancel para los servicios a fin de poner freno a los abusos.
“Cobran lo que se les ocurre, aprovechan el momento de aflicción y ello va en perjuicio de la población”.
Recomendó a las familias llamar a varios hospitales, preguntar por el precio de las habitaciones, el día en terapia intensiva, el costo de las consultas, entre otros servicios, para que tengan un referente y ante una urgencia, que ojalá no se dé, saber a dónde acudir.
“Es importante que en tiempos de calma, las personas gasten unos minutos para hacer las llamadas de referencia y no sean sorprendidos ante una emergencia”, reiteró.

¡Participa con tu opinión!