Cerca de mil peticiones de derribo de árboles se registran ante la Secretaría de Servicios Públicos por la ignorancia de los ciudadanos sobre los servicios ambientales que éstos proporcionan a la población, lamentó el director de la Asociación de Conciencia Ecológica de Aguascalientes, Humberto Tenorio Izazaga, quien consideró que se debe cambiar esa cultura de la destrucción.

El activista social señaló a El Heraldo que como organización han constatado que se han hecho esas gestiones ciudadanas ante la autoridad municipal, la mayoría por ignorancia y que datan desde el 2016. Recordó que los árboles dan servicios ambientales importantes tales como el control de la humedad, así como la absorción del bióxido de carbono, el cual es regresado en oxígeno que necesitamos para vivir, además de la sombra natural que proveen.

“Usted póngase bajo una sombrilla de un parasol y póngase bajo un árbol y va a notar la diferencia, ya que bajo un árbol la condición de comodidad es mejor que estar bajo una sombrilla, pues ésta irradia calor”.

Tenorio Izazaga apuntó que se requiere un promedio de 20 a 22 árboles para que haya un correcto servicio ambiental en las distintas áreas de la ciudad y se pueda respirar oxígeno puro, de ahí que se manifestó por un cambio en la cultura actual de destrucción que prevalece entre la población, así como de las podas descontroladas.

“No quitemos más árboles ni tampoco hagamos esas podas a destiempo, no estoy en contra de las podas, éstas deben hacerse en diciembre en el invierno, pero las hacen en primavera, en verano o en otoño; hay que podar, sí, pero ahorita no”.

En tal sentido, recomendó a las autoridades estatales y municipales ya no hacer más derribo de árboles en la ciudad y que toda obra, sea previamente consultada con la ciudadanía, para evitar más desajustes climáticos y se acabe con los servicios ambientales que brinda la naturaleza a la población.