Las lesiones en la NFL son muy comunes, las más frecuentes suelen ser musculares o las conmociones, que tras un golpe fuerte en la cabeza dejan fuera a los jugadores. Lamentablemente, existen lesiones más aparatosas, donde las fracturas escalofriantes se hacen presentes y dejan fuera toda la temporada a las estrellas del deporte, el domingo pasado ocurrió una terrible lesión que dejó a todo el mundo de la NFL paralizado por la gravedad y lo impresionante que terminó siendo la lesión. En el encuentro entre los Redskins y los Texans, Alex Smith, QB de los Redskins, intentaba escapar de una captura cuando J.J. Watt y Kareem Jackson lograron atraparlo en un doble emparedado, ambos jugadores le cayeron encima al mariscal de campo, la pierna derecha de Smith quedó atorada en el campo, el peso de ambos jugadores hizo que la pierna se partiera en dos y se fracturara la tibia y el peroné, en una imagen escandalosa que hace ver como su pierna está totalmente rota.
Obviamente Smith se perderá el resto de la temporada, pero lo curioso del suceso es que hace exactamente 33 años el 18 de noviembre, mismo día de la lesión de Smith, el famoso mariscal de campo de los Redskins, Joe Thiesmann, sufrió casi la misma lesión que Smith. En un juego ante los Vaqueros, Thiesmann realizó una jugada de engaño y fue capturado por Lawrence Taylor que se lanzó sobre él, Taylor cayó en la pierna de Thiesmann que se rompió completamente terminando con su carrera. Una coincidencia que el mismo día dos mariscales de Washington sufrieran la misma lesión en jugadas parecidas, pero la cosa no termina ahí ya que el marcador de ambos partidos terminó igual, 21-23, en el de 1985 los Redskins ganaron mientras que en el de este año perdieron; por si fuera poco, casi fue en la misma yarda la jugada, ya que Smith fue derribado a la altura de la yarda 41 mientras que Thiesmann a la altura de la 45.
Debido a esta lesión, el mariscal de campo Mark Sánchez fue firmado por Washington por lo que queda de la temporada, aunque el titular será Colt McCoy, Sánchez estará como reserva por cualquier lesión.