El fiscal general del Estado, Jesús Figueroa Ortega, reconoció que la Feria Nacional de San Marcos puede ser aprovechada por delincuentes como escenario para ejercer el delito de la trata de personas.
“No podemos cerrar los ojos; sabemos que en la Feria uno de los problemas que se generan es que no solamente nos visitan personas que buscan recreación, diversión y entretenimiento, sino también que hay los que vienen a delinquir”, agregó.
En conferencia de prensa, admitió que uno de esos crímenes que se podrían gestar y perpetrar en el marco de la verbena de abril, es precisamente el de la trata de personas por parte de delincuentes que actúan “en una escala nacional”.
En ese sentido, recordó que la Fiscalía a su cargo lleva a cabo una campaña de prevención del delito de trata, en la cual, a través de redes, folletos y difusión por otras vías, advierte principalmente a mujeres en edad vulnerable para la trata, sobre lo que significa este delito.
Recalcó además la comunicación permanente que mantiene con la Procuraduría General de la República para la constante acción preventiva, así como los puntos fundamentales de la Ley General contra la trata, ya que el Estado no es competente para legislar sobre el tema.
Figueroa Ortega expuso en ese contexto, que el Centro de Apoyo a Personas Extraviadas y Ausentes (CAPEA) en el estado está enfocado a la investigación de casos que se han informado anteriormente respecto de jovencitas que son reportadas como desaparecidas y luego se encuentran en otros estados.
Refirió que a veces ellas no se expresan a plenitud por temor a regaños o represalias de la familia, sin embargo, pueden en ocasiones dar signos de este tipo de enganchamientos a los que las autoridades se mantienen atentas, toda vez que la entidad “no puede ser ajena a este problema”.
Reiteró que la trata de personas es un hecho delictivo que puede ser analizado en el ámbito federal o del fuero común, y en este caso es que Aguascalientes le da seguimiento a través de una unidad especializada para ello dentro del Centro de Justicia para Mujeres.
Es un área de reciente incorporación a la estructura del CJM especializada en este tipo de hechos delictivos, las acciones van encaminadas principalmente a la prevención, pero también a dar seguimiento a casos con signos claros de ello, uno de los cuales hace tiempo marcó precedente en la entidad con la sentencia condenatoria, por trata de personas, en contra de dos delincuentes.