En su último día de jornada de sensibilización por Aguascalientes, el organismo internacional Save the Children advirtió ayer en esta ciudad que cada año, quince millones de niñas se casan en México antes de cumplir 18 años de edad, es decir una de cada cinco mujeres.

Durante seis días, una comitiva de seis brigadistas que colaboran con Save the Children señaló que Aguascalientes llegó a estar dentro de niveles preocupantes en matrimonio infantil, precoz y forzado, lo cual es una violación grave a los derechos humanos y uno de los mayores obstáculos para el desarrollo, en especial de las niñas.

Aseveró que la presencia de la ONG en Aguascalientes busca crear una mayor conciencia social para generar un clima de protección y defensa hacia los niños, en cualquier parte del mundo, y mediante los donativos voluntarios mensuales de los ciudadanos se diseñan programas a favor de la salud, educación y protección para darles un ambiente sano y seguro a los menores de edad.

Durante esta Semana Santa, alrededor de ochenta ciudadanos aguascalentenses aceptaron colaborar económicamente y de manera mensual con 200 pesos para ayudar a los niños en situación de vulnerabilidad, y en el 2016 se lograron 3 mil 600 donantes, informó el brigadista Emmanuel Rodríguez.

Luego mencionó que cada 7 segundos se casa una niña menor de 15 años en el mundo, a pesar de la poca información e investigación existente en este tema, se sabe que son las niñas quienes en mayor medida contraen matrimonio antes de los 18 años de edad, en Aguascalientes se registraron casos desde los 13 años de edad, como resultado directo o indirecto de presiones económicas, sociales, culturales o de las profundas inequidades de género que persisten en el país.

Antes del 2014, dijo que la problemática era preocupante y este 2017 Save The Children retoma el tema para impulsar leyes que mejoren a los menores de edad, y Aguascalientes junto con Jalisco y Michoacán se busca que haya la prohibición en el matrimonio infantil, lo cual sucede más en los pueblos que forzan a las menores a casarse a partir de los 13 o 14 años.

Rodríguez agregó que Save the Children hace lo necesario para cambiar esta realidad, para que niñas, niños y adolescentes puedan gozar de su derecho a la educación, salud y protección.

Se declaró convencido que todas las personas tienen el derecho a contraer matrimonio; pero la edad conveniente debe ser siempre después de los 18 años de edad, tal y como se ha regulado en Aguascalientes.

Con base en la experiencia de esta organización se sabe que quienes contraen matrimonio a temprana edad son propensos a dejar los estudios. Las niñas casadas que no terminan sus estudios tienen oportunidades más limitadas de encontrar un trabajo dignamente remunerado y formal.

El matrimonio infantil también tiene efectos en la mortalidad materna e infantil, a menudo las expectativas sociales y culturales presionan a las novias a tener hijos a temprana edad, quienes no se encuentran físicamente preparadas para dar a luz, incrementando las posibilidades de mortalidad tanto de la madre como del bebé.

También, se sabe que son las niñas y adolescentes las que en su mayoría se están casando con personas mayores que ellas, exponiéndolas a abusos, tratos crueles e inhumanos y limitando su poder de decisión.

No obstante señaló que se necesita el apoyo social para continuar con esta lucha, para seguir pidiendo a los gobiernos que trabajen de la mano con comunidades, líderes religiosos, académicos y sociedad civil, asegurando que el matrimonio infantil no continúe minando el futuro de miles de niñas, niños y adolescentes en México. Se quiere que cada niña sea libre para aprender, libre para vivir y libre de peligro.

El primer paso para erradicarlo fue a través de las leyes y las políticas públicas. En 2014 se promulgó la Ley General de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes que estableció los 18 años como edad mínima para contraer matrimonio.

Gracias a esta Ley General, los Códigos Civiles o Familiares de cada entidad federativa deben armonizarse para apegarse a lo establecido en la Ley. Desde el 2014 a la fecha, 22 estados han elevado la edad mínima para casarse; pero 10 aún siguen otorgando dispensas o establecen una edad entre 14 y 16 años.

En este sentido Save the Children invitó a los gobiernos de Baja California, Guanajuato, Nuevo León, Querétaro, Tabasco, Chihuahua, Durango, Hidalgo, Tlaxcala, Zacatecas a armonizar sus códigos.

En las próximas semanas se llevará una discusión a la Suprema Corte de Justicia de la Nación en donde la Comisión de Derechos Humanos de Aguascalientes, a través de un mecanismo conocido como “Acción de Inconstitucionalidad” sugiere que no permitir el matrimonio en menores de 18 años es una medida injusta y deberían otorgarse dispensas o excepciones en casos especiales siendo los 14 años para mujeres y 16 años para hombres.

Save the Children está totalmente en contra de esta medida y luchará para que ningún niño o niña puedan contraer matrimonio antes de los 18 años, sin excepción alguna, puntualizó.

Sobre Save de Chindren

  • Fundada en 1919 para atender niños afectados por la Primera Guerra Mundial.
  • En 1973 llegó a México.
  • Recibió en 1997 el Premio Nobel por su lucha contra minas terrestres.
  • Actualmente tiene presencia en 120 países.