Dulce Soto
Agencia Reforma

CDMX.- La exposición al sol causa daños a la salud, que van desde manchas en la piel hasta melanoma, pero estos efectos son peores si la radiación solar es demasiado alta, coinciden dermatólogos.
Cuando el índice de Rayos Ultravioleta (UV) se encuentra en rango 11 o lo sobrepasa, no se debe salir a la calle en las horas centrales del día, recomiendan expertos. Si no puede evitarlo, hay que protegerse con bloqueador solar, camisa y sombrero.
El Índice UV es un sistema estándar de medición de los rayos solares establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Meteorológica Mundial.
Si el Índice UV es de 2 puntos, el riesgo de estos es rayos es bajo y puede permanecer en el exterior; de 3 a 7, el riesgo va de moderado a alto y se recomienda mantenerse a la sombra al salir a la calle y usar protección solar, mientras que, de 8 a 11, el riesgo de afectaciones por el sol va de muy alto a extremadamente alto.
Por su posición geográfica, el País registra los índices más altos de radiación solar en el continente americano, de acuerdo con el Centro de Ciencias de la Atmósfera de la UNAM.
De hecho, especialistas advierten que 14 de cada 100 mexicanos tienen una afectación en la piel causada por el sol.
Los rayos UV pueden dañar directamente el ADN de las células de la piel, y son los principales causantes de las quemaduras de sol y de la mayoría de los cánceres de piel, señala la Sociedad Americana de Cáncer.
La acumulación de radiación solar en la piel tiene efectos nocivos a la salud, como el fotoenvejecimiento, que consiste en la aparición de arrugas o líneas de expresión debido al desgaste que el sol produce, explica María Ivonne Arellano Mendoza, jefa del Servicio de Dermatología del Hospital General de México.
Los ojos también sufren afectaciones por el sol. Los rayos ultravioleta pueden ocasionar la aparición de cataratas en edades tempranas, asegura la dermatóloga.
Para protegerte en estos días de intenso calor, recomienda usar diariamente un bloqueador solar con factor de protección mayor a 50, retocarlo cada cuatro horas, y reducir el tiempo de exposición solar, principalmente entre las 10:00 y las 16:00 horas.
También aconseja usar sombrilla o sombrero, cuya ala ancha sea de al menos siete centímetros, lentes oscuros con filtro ultravioleta y ropa ligera de colores claros.