Dulce Soto
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Para el año 2050, se estima que la mitad de los adultos mayores de 65 años no tendrá acceso a una pensión, alertó José Antonio Alvarado, economista en jefe de la Conferencia Interamericana de Seguridad Social (CISS).
Explicó que debido a los cambios en el mercado laboral, la precarización de los empleos, las crisis económicas y el envejecimiento de la población, los jóvenes de ahora podrían enfrentar una vejez en pobreza.
“Si no tienen una pensión, ¿de qué van a sobrevivir? Los que ahora no tienen pensión dependen de la solidaridad familiar y del cuidado de la mujer. Y esto tendrá repercusiones para la economía, la familia y la persona”, externó en conferencia de prensa.
Actualmente, refirió, sólo el 45 por ciento de los adultos mayores de 65 años tiene acceso a una pensión; 21 por ciento recibe apoyo de algún programa social, y el resto no cuenta con ningún mecanismo de protección social.
De seguir esta tendencia, los próximos adultos de la tercera edad no podrán vivir con bienestar, pues para 2050 la expectativa de vida será de 80 años y una cuarta parte de la población total tendrá más de 65 años, advirtió Omar de la Torre, secretario general de la CISS.
“Estamos ante la amenaza de enfrentar una vejez pobre. Todos los países requieren ajustes en sus sistemas de pensiones para hacer frente a ese escenario”, afirmó.
De la Torre precisó que la generación de jóvenes llamada millennial se enfrenta a escenarios complicados a futuro porque gastan sus ingresos en vivienda, principalmente, y en necesidades personales inmediatas, sin dedicar nada al ahorro.
Esto se debe, en parte, precisó, a que muchos jóvenes tienen acceso sólo a empleos cortos y esporádicos.
Ante este panorama, ambos expertos urgieron a las instituciones, Gobiernos y empresas a debatir cómo hacer modificaciones a los sistemas de pensiones actuales para que mantengan el papel de la protección social y permitan a las personas vivir una vejez con bienestar, sin comprometer el presupuesto público.
“Se requieren nuevas ofertas de ahorro apegadas a la realidad de estos jóvenes. Si los millennials no cotizan, deben tener acceso a otro modelo de ahorro”, subrayó.
En el marco del 75 aniversario de la CISS, los próximos 19 y 20 de abril se llevará acabo la V Asamblea General Extraordinaria de la Conferencia, en la que se analizará, además de las pensiones, el impacto de los desastres naturales, de la falta de acceso efectivo a salud y de la migración, entre otros temas, en las políticas públicas en materia de protección y seguridad social.