Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El rezago en actualización de aparatos e instrumentos de exploración, monitoreo y diagnóstico, es uno de los problemas más importantes que enfrentan los servicios de salud, aseguró Luis Antonio Ramírez Pineda, titular del ISSSTE.
Indicó que la dependencia inició el proceso de equipamiento de clínicas y unidades médicas de primer nivel de atención.
A través de la subdirección de Infraestructura de la Dirección Normativa de Administración y Finanzas, dijo, el ISSSTE adquirió 3 mil 813 equipos con una inversión de 122 millones 586 mil 781 pesos, cuya distribución se hará por orden de prioridad en unidades médicas más necesitadas de Chiapas, Guerrero, Estado de México y Ciudad de México.
Ramírez Pineda señaló que la adquisición de infraestructura técnica y tecnológica permitirá dotar al personal de salud de los implementos necesarios para brindar una atención digna y de calidad a los pacientes en la consulta diaria, así como fortalecer el modelo de salud preventivo.
Por su parte, el subdirector de Infraestructura, Gustavo Mendoza, informó que el equipo consta de mil 46 esfignomanómetros aneroide portátil de pedestal para checar la presión arterial, 73 esterilizadores de vapor autogenerado para instrumental dental y maxilofacial y mil 43 estetoscopios de cápsula doble.
Así como mil 43 estuches de diagnóstico básico de pared, 260 lámparas de iluminación con fuente de luz de fibra óptica, 171 mesas universales para exploración, 135 módulos de atención dental con mobiliario y aparatos, cinco unidades radiográficas generales digitales y 31 unidades radiológicas dentales.
Se trata, indicó el funcionario, de aparatos y sistemas básicos indispensables que contribuirán al fortalecimiento del modelo de salud preventivo en beneficio de los derechohabientes.