Alegría compartida

Como unas princesas, las mejores amigas, Mónica Loza y Daniela Ortega Gabriely celebraron juntas su decimoquinto aniversario, en compañía de todos sus amigos y seres queridos.
Con mucha felicidad y agradecidas por iniciar esta nueva etapa llena de ilusiones y muchas experiencias por vivir, las festejadas recibieron la bendición de Dios en la Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Asunción. Daniela estuvo acompañada de sus familiares, Gabriela Gabriely Herrera, su mamá y Camelia Gabriely, su madrina de honor. Por su parte, Mónica Loza fue asistida por su mamá, Luz María Lomelí y su hermana Paulina Loza.
Durante la ceremonia de acción de gracias, ambas quinceañeras mostraron cuánto disfrutaban poder compartir ese día conmemorativo y sumar una experiencia más a esa inquebrantable amistad.
Posterior a la misa se ofreció un brindis en honor a las festejadas, en el Salón Villa Ale, donde pasaron agradables momentos con sus demás amistades.