Alborota Pablo Ruiz

Alejandro Jasso / Agencia Reforma

MONTERREY, NL 10-Sep .- Su reencuentro con las regias lo celebró con canto, baile… y lágrimas.
Pablo Ruiz se emocionó tanto durante el show que brindó la noche del sábado en el Manaus, del Barrio Antiguo, que terminó llorando al no poder creer la manera en la que sus apasionadas fans lo aclamaban.
Desde que apareció en el escenario, a las 22:20 horas, se mostró sorprendido al ver el lugar abarrotado (con capacidad para poco más de mil personas) por las mujeres que repetían su nombre constantemente y cantaron junto con él todos los temas que ofreció.
Para la bienvenida, el argentino las invitó a recordar lo maravilloso que la pasaban con él en su “Océano” a finales de los 80.
El concierto siguió con “Puedo Volar” y “El Rincón Prohibido” para después saludar a las fanáticas, la mayoría en sus 40.
“¿Cómo estamos? Qué linda está la casa, hay casa llena, qué lindo verlos a todos y a todas, gracias por venir. Estar acá es un sueño hecho realidad. ¡Cuánto tiempo que no teníamos un show en vivo aquí en Monterrey!”, expresó Pablo.
“Estoy muy emocionado, no voy a seguir hablando porque se me van a ganar las lágrimas”.
Acompañado de tres coristas y cuatro músicos, el cantante de 42 años lució un traje gris claro que combinó con una camisa lila y un moño morado.
Entre gritos y piropos el show continuó con la romántica ochentera “Quédate Junto a Mí”, para seguir con un popurrí que incluyó “Mi Chica Ideal”, “Linda” y “Mi Corazón se Fue”.
“¡Qué calor hace! Me parece que me voy a quitar este moñito…”, expresó para desabrocharse también la camisa y provocar la histeria de sus fans.
En el repertorio, Pablo compartió “Espejos Azules”, “Aire” y “La Malagueña” para despedirse a las 23:50 horas, aunque no lo dejaron irse.
El cantante regresó e interpretó “¡Oh, Mamá! Ella Me ha Besado” tema con el que termino llorando ante el cariño de la gente.
“Esto es increíble”, expresó entre el llanto y una vez intentó irse, pero volvió.
Ya sin temas preparados, el argentino siguió a capella con “Orgullosa Nena” y quiso acabar, pero había una más que todas querían: “Por Ella”, tema que tampoco traía en su lista, pero que les dedicó también a capella y así terminó su show a la medianoche.