Por FRANCISCO VARGAS M.

Continúa la interesante Feria de San Fermín de Pamplona, y en lo fue la Primera Corrida, el matador de toros madrileño Alberto López Simón dio la única vuelta al ruedo del festejo; en el cual sus alternantes Emilio de Justo y Ginés Marín estuvieron por encima de sus respectivos toros.
Nuevamente la Plaza de Pamplona registró otro lleno hasta las banderas y se jugaron toros de la ganadería de Puerto de San Lorenzo y la Ventana del Puerto, correctos de presentación pero de comportamiento desigual.
Emilio de Justo a pesar de estar esforzado en los dos toros de su lote tuvo silencio en ambos.
López Simón en su primero se retiró en silencio tras aviso; estando mejor en el otro logrando una faena interesante y de buen contenido artístico para dar vuelta al ruedo.
Ginés Marín también no escatimó esfuerzo alguno sin tener materia prima idónea para el triunfo para silencio y silencio tras aviso. (pacovargas_@hotmail.com)