El Heraldo de Aguascalientes

Alargan asistencia suiza en México

A petición del Gobierno de México, la asistencia que Suiza ha brindado tras el sismo del 19 de septiembre pasado a través de un equipo de cuatro ingenieros civiles permanecerá en el país hasta el próximo 5 de diciembre.

En conferencia de prensa, ingenieros del equipo suizo afirmaron que este sábado llegará al País un nuevo grupo de ingenieros que relevará al grupo que ha laborado desde el pasado 22 de septiembre.

“Por solicitud del Gobierno un nuevo grupo de ingenieros llegará este fin de semana para quedarse una semana”, dijo el jefe de logística de los ingenieros suizos, Nicolas Pitteloud.

En un primer momento, cuando Suiza, país de tradición humanitaria y con rápida capacidad de respuesta ante desastres, ofreció su ayuda al Gobierno de México, la Secretaría de Relaciones Exteriores la rechazó, lo que fue comunicado por la Embajada de Suiza a través de sus redes sociales.

Horas más tarde, la Cancillería reculó y aceptó la ayuda suiza, que fue solicitada formalmente el 21 de septiembre.

Desde su llegada al País, los ingenieros suizos, quienes son expertos en estabilidad de estructuras, han revisado 36 edificios en el estado de Morelos y en la Ciudad de México.

De estos inmuebles, 7 son hospitales, 9 escuelas y guarderías, un mercado y 19 edificios habitacionales y de oficina, utilizados por 11 mil 945 personas.

Según la Embajada suiza, las labores encomendadas por protección civil al equipo de ingenieros han consistido en evaluar la estabilidad estructural de diversos edificios, exponer el resultado de la revisión con los afectados y sus directores en caso de escuelas y hospitales; así como el registro electrónico de datos y la presentación de informes a protección civil para la toma de decisiones.

Según Pitteloud, la mayoría de los edificios visitados por los ingenieros suizos no se vieron afectados en su estructura y podían habitarse de inmediato.

El ingeniero relató su experiencia en el hospital de alta especialidad de Cuernavaca “Centenario de la Revolución Mexicana”, con capacidad de mil 200 camas, pues su dictamen brindó la certeza que requerían el personal y los pacientes para volver a ingresar al inmueble.

Pitteloud indicó que debido a que el grupo de ingenieros suizos es pequeño, han podido moverse con mayor facilidad entre Morelos, en las inmediaciones de Cuautla y Cuernavaca, y la Ciudad de México.

Asimismo, agradeció a los mexicanos el recibimiento que les han dado, pues en todo momento les han ofrecido bebidas y alimentos mientras realizan su labor.

Por el momento, el Gobierno de Suiza descartó enviar otro tipo de ayuda a México, ya sea monetaria o en especie, pues considera que en este aspecto hay naciones más desfavorecidas.

En el acto estuvieron presentes el líder del equipo de los ingenieros suizos, Bernhard Huwiler, y el Embajador de Suiza en México, Louis-José Touron.