En una nueva familia católica se convirtió la pareja formada por Alan Christopher Escorcia Gómez y María Guadalupe Rodríguez Álvarez, luego de recibir la bendición de Dios, mediante el séptimo de los sacramentos.
La parroquia del Señor del Encino, enmarcó la ceremonia religiosa, en donde el novio al encabezar el cortejo nupcial al lado de sus papás José Luis Escorcia García y Beatriz Gómez Piña, se dispuso a esperar la llegada de la bella novia, mientras que ella hizo su arribo triunfal con sus mamá Guadalupe Álvarez Carrillo y su hermano Saúl Esparza Álvarez, hacia el altar.
Durante la celebración de sus esponsales, la pareja tuvo como testigo de su enlace a su familia y amigos, destacando entre la concurrencia la presencia de sus pequeños hijos Alan Leonel y Megan Isabela.