El alargamiento de la deuda que se pactó en salarios mínimos y que llega a ser hasta por 30 años o más, o el riesgo de perder la vivienda en un proceso hipotecario, debe de ser horrible para cualquier familia, que por las razones que sean dejó de pagar las mensualidades, o lo hace parcialmente, y hoy se encuentra atosigado por la deuda y sin posibilidades de ponerse al corriente a mediano plazo.

Ante esa realidad mira a diferentes direcciones en busca de una salida, de esa tablita de salvación que le ayude por lo menos a salir por el momento del problema, lo que en ocasiones la desesperación provoca que caiga en manos de estafadores que se aprovechan de su estado anímico para ofrecerse como intermediarios de un convenio que le ofrezca un nuevo plazo, incluso que pueda reducirle gran parte del débito y se comprometen que si no se cumplen los términos convenidos devolverán el dinero que recibieron. Al final del día lo dejan “colgado” y con la desgracia de haber perdido el dinero que le entregó al “gestor”.

Ante esa realidad, el Instituto Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) determinó ir directamente al rescate de más de 3,500 familias que hasta el momento tiene identificadas con adeudos que requieren de atención especial.

El delegado estatal Mario Antonio Guevara Palomino dio a conocer el programa que está previsto para la modificación de la deuda, lo que permitirá reducir el pasivo y que las mensualidades se ajusten a las posibilidades del deudor. Se ha establecido que en algunos casos el saldo se reducirá hasta en un 50% o más, de acuerdo a las características del crédito.

De manera específica es para quienes contrataron el crédito bajo la modalidad “Veces Salario Mínimo” (VSM), para ello, en cuanto entre en vigor esta medida los trabajadores podrán consultar la nueva cantidad que deberán pagar, en el apartado de Mi Cuenta.

Una acción muy favorable es que “la actualización será automática con el incremento que resulte menor entre el salario mínimo y la inflación, para beneficio de los acreditados”, apuntó el funcionario, con lo que la reconversión será de gran beneficio para este grupo, con lo cual se evitará que los créditos tengan el efecto de “bola de nieve” y resulten impagables.

Guevara Palomino sostuvo que también hay otros beneficios, como la no penalización por pago adelantado y la opción de liquidar la totalidad del adeudo con bonificaciones considerables, “es una reconversión que ya se aplica en otros estados”.

En esta entidad el Infonavit tiene 130,000 créditos, de un promedio de 350,000 pesos cada uno y con una cartera vencida del 3.9%, lo que para el delegado es un nivel manejable, por lo que el reacomodo de cifras asegura la reducción y al mismo tiempo un gran respiro a los deudores, ya que entran a un nuevo escenario en el que pueden asegurar la propiedad de la casa, que es el fin primordial del Instituto.

Entrar a ese esquema tiene sus razones, explicó Mario Antonio Guevara, y una de ellas es darle seguridad a las familias, teniendo en cuenta que el objetivo del Infonavit no es ser una inmobiliaria que busque quedarse con las viviendas de los morosos, por el contrario, el propósito es que si se atrasaron en los pagos es facilitarles alternativas para que paguen y puedan conservar la propiedad.

Asimismo está en marcha la promoción del segundo crédito, que es un derecho que tienen quienes ya pagaron su casa y que pueden utilizarlo para mejorarla, con lo que podrán elevar su nivel de bienestar a favor de la unidad y convivencia familiar.

RUIN LANZAR DUDAS

Políticos de todos colores y niveles y los infaltables enjuiciadores de la vida pública no cesan de poner en tela de juicio el proceso electoral, inclusive se atreven a señalar que en el resultado del 1 de julio habrá un “fraude”, lo que ofende a miles de ciudadanos que estarán como funcionarios de casilla al anticipar que serán parte de la simulación.

Los candidatos que no están seguros del triunfo son los principales instigadores de esa campaña, con lo que anticipadamente se curan en salud, cuando lo digno es hacer a un lado el espíritu derrotista y trabajar para ganar, para vencer con ideas y propuestas.

Cuanta verdad encierra el comentario que hizo Guadalupe González Madrigal, vicepresidenta de Planeación Estratégica del Consejo Coordinador Empresarial de Aguascalientes (CCEA), al citar: “Infundir temor y desconfianza, anticipando un fraude electoral, lleva una mala intención pues pone en tela de juicio la labor de vecinos y conocidos, cuando ni siquiera se ha llevado a cabo la tarea que les corresponde cumplir el domingo 1 de julio”.

En efecto, la vocalía ejecutiva local del Instituto Nacional Electoral (INE) tiene en marcha el método de invitación a las personas que por la letra de su apellido fueron seleccionados para fungir como funcionarios de casilla, por lo que instructores acuden a su domicilio para impartir el curso de capacitación con el que puedan conocer las actividades que habrán de desarrollar en esa fecha.

Son miles de aguascalentenses que dedicarán casi 12 horas de ese domingo en servir a sus conciudadanos para que acudan a votar, por lo que no se vale que a más de tres meses de que tengan lugar los comicios haya quien, malsanamente, se dedique a propalar rumores de que se prepara una bribonada. Hacerlo es poner en tela de juicio la honorabilidad de los funcionarios de casilla, que dedican tiempo y esfuerzo a una actividad que por regla general llevan correctamente, pero no sólo a ellos afecta sino a los representantes de los partidos y observadores que están en cada lugar al ser los encargados de validar lo que se hace.

González Madrigal exhorta a la sociedad en general para que esté atenta a  los planteamientos que haga cada uno de los candidatos, y no hacer caso a la desconfianza  que se disemina sobre el proceso y su resultado, reiterando que un punto que jamás se debe olvidar es que las elecciones las hace la ciudadanía, “con su presencia como funcionarios de casilla y la tarea de recibir, contar y registrar los votos” y en seguida dar a conocer el resultado en el escrito que se coloca a las puertas del lugar, además de entregarlo a las autoridades electorales.

Sostuvo que también se debe tener presente que en cada casilla hay representantes de cada uno de los partidos políticos, que también permanecen toda la jornada en el sitio, quienes al igual que los funcionarios de casilla son ciudadanos que de manera libre están ahí, que se prepararon para vigilar que todo se apegue a lo dispuesto por la ley en caso necesario hacer valer lo que a derecho convenga para corregir alguna falla.

Para rematar el señalamiento, la integrante de la máxima cúpula empresarial del estado, puntualizó que “no debe haber preocupación de que haya manejos indebidos en las urnas electorales, porque finalmente es la gente que conocemos la que estará ahí y, en presencia de los representantes de los partidos políticos, así como de observadores electorales, contarán votos y definirán quien ganó en esa mesa de votación, con resultados a la vista de todos”.

24 Y CONTANDO

Justicia que no es pronta y expedita deshonra a quien debió aplicarla, lo que hoy más que nunca cobra vigencia con el caso de Luis Donaldo Colosio Murrieta, el candidato presidencial asesinado el 23 de marzo de 1994 y de lo cual (oficialmente) se tiene en prisión al causante material, Mario Aburto Martínez. En todo este tiempo no se ha logrado saber quién fue el autor intelectual, pese a que han ocupado la Residencia Oficial de Los Pinos dos presidentes emanados del PRI y dos del PAN. El Artículo 17 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos prevé que toda persona tendrá derecho a que se le administre justicia por los tribunales, de manera expedita, pronta, completa e imparcial, lo que naturalmente en este caso no se cumplió, que no sólo agravia a los familiares de Colosio sino a la sociedad mexicana que siente estar en condiciones de indefensión.